Un viaje en familia a Poitiers para disfrutar del románico y de la época medieval (1/2)

Sigue a

Notre Dame Dia

Poitiers está lleno de joyas de arte románico que la ciudad cuida con mimo para ponerlo a disposición de los viajeros que quieran disfrutar de este estilo de construcción clásico. En Poitiers se ha trabajado en crear zonas peatonales, se han restaurado fachadas de monumentos, se han habilitado zonas de descanso y se han remarcado las zonas turísticas para que el viajero tenga una estancia muy agradable. Y se puede disfrutar Poitiers viajando con niños porque la ciudad tiene un montón de detalles para que ellos también se lo pasen bien.

De los tres caminos señalizados: azul, rojo y amarillo, nosotros nos movimos un poco por cada uno de ellos. La línea azul pasa por Notre-Dame-la-Grande, que la vimos de día y especialmente de noche donde luce espectacular con esa policromía como veremos en otro artículo. También se puede pasar por el antiguo Palacio de los Condes de Poitou (Duques de Aquitania) y hoy Palacio de Justicia con su espectacular patio de los pasos perdidos y su enorme chimenea. Por la línea roja se puede visitar la plaza del Ayuntamiento que durante las Navidades estaba encantadora con un pequeño mercadillo y un carrusel espectacular para los niños.

La iglesia de Notre Dame la Grande luce hermosa por el día aunque por la noche, y no solo en verano, queda transformada en una preciosa policromía creada por los artistas de Skerzo. Es una creación que ofrece una mirada diferente del monumento románico recordándonos que la fachada tenía esos colores policromados en la Edad Media. Además la fachada está recubierta con esculturas que cuentan historias como las de Adán y Eva, los Profetas, Nabucodonosor, la vida de Jesús, San Hilario, San Martín o San Pedro. Y vale mucho la pena recorrerla por su interior y detenerse, especialmente, en sus pequeñas capillas.

Notre Dame Noche

Poitiers está situada en el centro de Francia y es, desde hace dos mil años, referencia para comerciantes, artistas y peregrinos que realizan el Camino de Santiago. También paseamos por la plaza donde está el Ayuntamiento y disfrutamos con este enorme Carrusel.

Carrusel

Otra atracción más pequeñita se puede ver en la misma plaza en la que un imponente Ayuntamiento se abre a una gran esplanada con un mercadillo de Navidad en esta época del año y alegres terrazas en verano. Poitiers es una de las ciudades de referencia en el ámbito universitario orientado a la investigación y sus calles están llenas de jóvenes estudiantes.

Carrusel Ayuntamiento

Nos impresionaron las casas medievales magníficamente conservadas con esas maderas a la vista que pueden contar historias de varios siglos de la vieja Europa.

Casas medievales

La familia salimos encantada de los paseos que realizamos por las calles de Poitiers organizadas alrededor de la muralla primitiva. Mucha historia en una magnífica ciudad con poco más de 100.000 habitantes y con un montón de servicios para hacer el viaje a la familia muy entretenido y espectacular.

Calles de Poitiers

A Poitiers llegamos en el tren que salía de Madrid con destino París y que nos dejó puntual en la ciudad después de cenar, dormir y desayunar en el Elipsos.

Nota importante: he sido invitado a la Ciudad de Poitiers por Oeste Francia que promociona tres regiones del oeste de Francia (Poitou-Charentes, Pays de la Loire y Bretaña) en España.

Más información | Poitou-Charentes
En Peques y Más | Oeste Francia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario