Síndrome de fatiga crónica en adolescentes: síntomas y posibles tratamientos

Síguenos

Adolescentes_Fatiga

El síndrome de fatiga crónica es una afección muy difícil de diagnosticar ya que sus síntomas son físicos y psicológicos. Actualmente no existe ninguna prueba que permita saber con certeza que una persona la padece.

Debido a esta dificultad, los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), han establecido dos criterios para intentar guiar a los médicos en su diagnóstico y que son: el primero una fatiga inexplicable que tiene una duración mayor de seis meses y en segundo lugar que el paciente tenga cuatro o más de los siguientes síntomas: problemas de concentración y memoria a corto plazo, dolor de garganta, ganglios linfáticos inflamados y dolorosos al tacto, dolor muscular, dolor articular con ausencia de inflamación o enrojecimiento, dolor de cabeza más fuerte o distinto del habitual, que se tenga un sueño reparador pero se levanten cansados y que exista agotamiento que dure más de 24 horas después de hacer ejercicio físico.

Si se tienen estos síntomas, el profesional médico elaborará un historial médico detallado del paciente que incluirá un examen físico y pruebas de laboratorio con el fin de descartar otras posibilidades.

Debido al aumento en los casos de esta enfermedad entre adolescentes, se ha llevado a cabo una investigación en el Centro Médico Universitario de Utrecht, en los Países Bajos, que ha demostrado que un programa terapéutico cognitivo-conductual (denominado FITNET: Fatigue In Teenagers on the Internet) a través de Internet para jóvenes con síndrome de fatiga crónica es más eficaz que el tratamiento convencional.

El estudio se ha llevado a cabo en un grupo de adolescentes de entre 12 a 18 años diagnosticados con este síndrome, los resultados del estudio revelan que tras 6 meses de tratamiento el 63 por ciento de los adolescentes que utilizaron el programa se recuperaron casi ocho veces más que los que recibieron el tratamiento habitual.

Los investigadores estudiaron y trataron a 135 adolescentes diagnosticados desde hacia dos años con síndrome de fatiga crónica, de ellos 68 fueron tratados con FITNET y 67 con el tratamiento habitual que incluye además de tratamiento con ejercicios individuales una terapia de grupo cognitivo-conductual. A los 6 meses, los adolescentes del grupo de terapia cognitivo-conductual de Internet mostraron ausencia de fatiga severa y un estado físico normal, en comparación con aquellos que recibieron el tratamiento convencional.

Los investigadores explican como ventajas de este tratamiento online que los adolescentes pueden acceder en cualquier momento a él al estar disponible en Internet, que evita el cara a cara (que a muchos jóvenes les incomoda) ante los profesionales y los inconvenientes de las citas que les hace faltar a la escuela o al trabajo y los desplazamientos hasta el consultorio del médico. También dicen que reduce el tiempo de tratamiento y los costes del mismo.

El síndrome de fatiga crónica es una de esas enfermedades desconocidas, aunque cada vez hay más conciencia de ella y por ello los científicos están trabajando para arrojar más luz sobre la misma.

Más información | Estudio BMC Neurology
Imagen | Jake

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario