Qué podemos hacer para combatir los malos tratos infantiles

Sigue a Peques y Más

pegar a los niños


Por desgracia, últimamente hemos tenido malas noticias sobre los malos tratos a niños y su correcta o incorrecta detección. Los profesionales nos advierten de que sólo se detecta entre el 10 y el 20% de los casos, así que es importantísimo trabajar para mejorar la prevención y la detección.

Aunque los abusos sexuales son los que más atención y conmoción causan, en realidad no son los malos tratos más frecuentes, sino la negligencia por falta de cuidados, concretamente el 86,4%. Lo que sí es verdad es que los abusos sexuales son los más difícles de detectar por el secretismo que les rodea. Según una reciente revisión de la revista científica The Lancet, se estima que en los países desarrollados uno de cada 10 niños sufre abandono o maltrato psicológico y entre el 4% y el 16%, daños físicos. ¿Cómo podemos hacer algo nosotros para combatir los malos tratos infantiles?

En el caso de las Instituciones, está claro su papel. Ya se está llevando a cabo en la Comunidad de Madrid formación a pediatras, psicólogos y asistentes sociales y existen diversas asociaciones públicas y privadas dedicadas a ellos. Sin embargo, desde Aspasi (Asocación para la Sanación y Prevención de Abusos Sexuales en la Infancia) se quejan de las pocas iniciativas existentes para prevenir los malos tratos a menores. Ellos proponen dar charlas en colegios para que los niños aprendar a defenderse de los abusos. Lo que me resulta sorprendente es que denuncian que se encuentran con la oposición de padres y educadores.

¿Por qué hay padres y educadores que no desean ese tipo de información para sus hijos? Puede estar relacionado con el miedo a hablar de sexo con los niños, como si fuese algo malo en sí mismo y les estimulara a tener relaciones a destiempo. Puede reflejar la ceguera, voluntaria o no, que rodea a los abusos a los niños, tanto físicos como psíquicos.

Yo lo relaciono con la polémica de si todo castigo físico (azote, cachete… ) es maltrato. Si se pregunta tanto a padres como a pedagogos, las respuestas son múltiples: unos opinamos que cualquier castigo físico a los niños tiene el mismo rango que si se utiliza con los adultos y debería tener el mismo tratamiento: tolerancia cero. Para otros, en cambio, depende de si el castigo físico se produce como un hecho aislado o de manera reiterada en el tiempo, de la intensidad, las causas que lo provocan y las consecuencias. Y por último, algunos opinan que los azotes son una forma de educar.

Yo como madre reclamo más información sobre el maltrato físico y psicológico que pueden sufrir los niños. Y la reclamo para los padres, para los niños y para los educadores. La información es lo único que puede hacernos conscientes del problema y enseñarnos a prevenir y defendernos. Y tolerancia cero.

Foto | HA! Designs – Artbyheather.
Más información | El Mundo.
En Peques y más | ¿De dónde surge un maltratador?, Culpable de pegar a tu hijo, Campaña “Los niños ven, los niños hacen”, Hablar de sexo con los niños (y II), El eterno debate de la bofetada a tiempo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios