La detección de la dislexia y el apoyo familiar.

Sigue a

dislexia.jpg

Hemos decidido traer a Peques y Más el tema de la dislexia en el intento de ofrecer una visión práctica de este trastorno. Para ello hemos contado con la inestimable ayuda de Ivan Amado que es editor en nuestro blog hermano Bebés y más. Ivan es logopeda especializado en Atención Temprana y en la actualidad trabaja con niños de entre 0 y 6 años en un Centro de Atención Temprana.

A lo largo de dos artículos pretendo primero ofreceros información sobre en qué consiste la dislexia y cuáles con los síntomas que presenta además de introducir el aspecto del diagnóstico. En segundo lugar os contaré cuáles son las “estrategias generales de apoyo” a los niños que tienen este problema, así como cuál debería ser la actuación de los padres para facilitar la evolución de los pequeños.

¿Qué es la dislexia?

Para ayudaros a entender mejor en qué consiste este trastorno, he seleccionado dos definiciones que puede que os resulten útiles:

Según M.Thompson (en espaciologopedico.com) se trata de una grave dificultad con la forma escrita del lenguaje, que es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional. Se caracteriza porque las adquisiciones del individuo en el ámbito de la lectura, la escritura y el deletreo, están muy por debajo del nivel esperado en función de su inteligencia y de su edad cronológica. Es un problema de índole cognitivo, que afecta a aquellas habilidades lingüísticas asociadas con la modalidad escrita…

En la web de la Federación Española de Dislexia encontramos la definición ofrecida por la Asociación Internacional de Dislexia. Se trata de un problema específico de aprendizaje que tiene un origen neurológico.

Se caracteriza por dificultades de precisión y fluidez en el reconocimiento de palabras y por problemas de descodificación y de escritura de palabras. Estas dificultades son causadas por un déficit en el componente fonológico del lenguaje, que presenta un carácter inesperado, dado que otras habilidades cognitivas tienen un desarrollo normal y la enseñanza es adecuada

Como consecuencia, las personas con dislexia pueden presentar dificultades de comprensión lectora y una experiencia lectora reducida, lo que puede influir en el incremento de su vocabulario y de su base de conocimientos.

Síntomas y detección

Algunos de los síntomas de las personas que padecen dislexia son:

En el ámbito de la lectura: confundir letras o cambiar letras, sustituir unas palabras por otras, leer sin comprender… Al escribir (y respecto a su ortografía) pueden presentar problemas como sustituciones de letras, en ocasiones sus escritos son ilegibles.

También pueden presentar alguno de estos síntomas en los aspectos cognitivo, de memoria o lenguaje: mala memoria para lo aprendido recientemente pero muy buena a largo plazo (para experiencias o lugares), utilización de imágenes o sentimientos para comprender (en lugar de palabras), expresión oral con frases entrecortadas y oraciones incompletas.

Algunos de los problemas que pueden presentar en el área de las matemáticas (y comprensión del tiempo) son: no comprenden los problemas aunque pueden defenderse con las operaciones, puede que tengan dificultades para manejar el reloj o contar dinero.

La dislexia también afecta a la visión o audición ya que aunque destacan por su agudeza visual carecen de la percepción profunda y visión periférica. En cuanto a la coordinación psicomotriz pueden presentar dificultades en algunas habilidades motoras, así como en la coordinación de movimientos.

Lo niños que tienen dislexia pueden presentar otras alteraciones en la salud o el comportamiento como: sensibilidad a productos químicos, enuresis nocturna, sensibles emocionalmente o cmabios bruscos de humor. Así como algunos aspectos que pueden ser interpretados positivamente: creatividad, intuición.

Por otra parte me gustaría comentaros que estas pistas sobre los síntomas que pueden presentar los disléxicos son sólo orientativas puesto que la detección primaria se suele realizar desde el colegio (al observar los errores al escribir). Ellos son quienes avisan a los padres quienes deberán acudir con el niño al pediatra para su derivación al neurólogo o a un centro privado especializado que cuente con profesionales especializados (logopedas, psicólogos).

Como veremos mañana, la actitud y actuación de los padres será decisiva tanto en la detección precoz de la dislexia como en su tratamiento y la evolución del niño. Unos padres implicados que confíen en su hijo y le ayuden a mejorar serán determinantes no sólo para que el pequeño mejore sus capacidades sino también para sus relaciones sociales.

Imagen | ICMA photos
Más información | Federación Española de Dislexia

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario