Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Peques y Más.com

qr

concurso

Juegos y actividades para hacer con niños cuando hace mal día

3 comentarios

Denali

Cuando llueve o hace mal tiempo, todos los que tenemos hijos nos encontramos con el problema de pensar cómo entretenerlos. Cuando son pequeños (menos de tres años), lo normal es que nos persigan por toda la casa, por eso lo mejor es implicarles en nuestros quehaceres diarios como si se tratase de un juego.

A partir de los cuatro años, se vuelven un poco más independientes y no necesitan vernos a todas horas. Entonces, se les puede entretener con juegos de mesa, puzzles acordes a sus edades, plastilina, pintando, haciendo collages o con juegos de construcciones de plástico.

Lo más importante es estar cerca de ellos o hacer acto de presencia de vez en cuando, para preguntarles cómo están, si se divierten o si necesitan algo. Cuando los niños están entretenidos no dan guerra, se divierten, y el tiempo se les pasa volando.

Para incentivar su interés, si son varios, lo mejor es organizar un concurso de dibujos. Podemos sugerirles un tema o permitir que expresen su imaginación y creatividad con un tema libre.

Angela_Welch

Tiene que haber premios para todos. Podemos premiar la creatividad, la técnica, la originalidad, etc. Cualquiera de estas actividades debe estar supervisada siempre por un adulto, para irles guiando y ayudando en lo que puedan necesitar.

Cuando los niños ya son un poco más mayores puede resultarles divertido escribir un guion, para luego realizar una obra de teatro y grabarla en vídeo; o cantar con un karaoke.

A mi, particularmente, me divierte horrores enseñarles a hacer pasteles, galletitas o, incluso, crêpes. Les dejo que rompan los huevos y que los batan, que pongan mantequilla en los moldes, que aprendan a estirar la masa con un rodillo... Se ponen perdidos y dejan la cocina que es un poema, pero se lo pasan pipa.

Johann_Rela

Juegos para días de lluvia

Otra opción, radicalmente diferente, es pedirles que se pongan las botas de agua, que se abriguen bien y llevarles a que se desfoguen saltando charcos en algún parque o llevarles a visitar algún museo.

Algunos museos tienen actividades muy interesantes para los niños. Un gran desconocido, y muy recomendable, es el museo Tiflológico de la ONCE, porque aunque está pensado para niños invidentes, tiene un montón de maquetas que se pueden tocar, y eso a los niños es algo que les rechifla.

Micropolix es un ciudad diseñada para los niños donde pueden aprender diferentes oficios o profesiones como ser piloto, doctor, cajero o periodista.

Si somos capaces de sacudirnos de encima la pereza, yo soy partidaria de salir con ellos para practicar algún deporte y disfrutar del frío, y de la vida, haciéndoles más conscientes de la naturaleza. Importante no olvidar meter en el bolso Calmatopic stick, esa maravillosa barrita de árnica que se ha convertido, por méritos propios, en un imprescindible.

Mientras llegamos al sitio en cuestión, podemos jugar con ellos al "Veo, veo", cantar canciones infantiles, o contar los coches que vemos de una misma marca o de un mismo color. Los niños no necesitan planes demasiado sofisticados, lo que de verdad les importa es que les hagamos caso, que pasemos con ellos algún tiempo, y que les demos seguridad.

Más información | Cinco juegos infantiles ideales para las vacaciones Más información | Peques Seguros Fotos | Denali, Angela Welch, Johann Rela

+ Deja tu comentario

Comentarios