Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Peques y Más.com

qr

concurso

¡Feliz cumpleaños! Ideas para celebrarlo con los amigos

2 comentarios

Fiesta de cumpleaños 1

Una vez los niños empiezan a ir al colegio y a hacer otras actividades empiezan a relacionarse con otros niños y a hacer sus primeros amigos. Esto hace que muchos niños quieran contar con ellos en su fiesta de cumpleaños y que los padres nos veamos un poco con la duda de cómo preparar una fiesta de cumpleaños que pueda ser entretenida para todos.

Con la intención de aportar algunas ideas para que se lo pasen bien, y para que puedan jugar y quemar energía (que eso siempre les gusta), os vamos a explicar algunas ideas y juegos para celebrar el cumpleaños con sus amigos.

La fiesta temática

Es opcional, da más trabajo, pero a los niños les suele encantar. La idea es hacer que la fiesta de nuestro hijo sea temática, es decir, que todo gire, más o menos, en torno a un eje central que a nuestro hijo le guste. Si por ejemplo le chiflan los piratas podemos hacer una fiesta pirata en que todos los niños vayan disfrazados y pintados como piratas y donde los vasos y platos sean de piratas, el mantel sea un gran mapa, el pastel sea una calavera y en los juegos haya piratas de por medio. Si le gusta el mundo de Willy Wonka podemos decorar la comida como si viniera de su fábrica, vistiendo a los niños de Oompa Loompas y al niño de Charlie, o del señor Wonka... todo es echarle imaginación.

Encontrar el lugar idóneo

Según como queramos que sea la fiesta tendremos que buscar el lugar idóneo para hacer la fiesta. Antiguamente las fiestas eran con pocos amigos todos metidos en la casa del niño. Es la opción más económica, pero si no caben difícilmente podrán jugar demasiado y además luego te pueden dejar la casa hecha un cristo. La siguiente posibilidad es celebrarla en algún centro destinado a ello. Te alquilan una sala con televisión, equipo de música, zona de bolas y parque infantil, mesas y sillas y tú te llevas tu comida, la decoración y a los niños y allí, con espacio suficiente y poco miedo a que te rompan algo puedes hacer una fiesta de cumpleaños más cara, pero más tranquilo.

Otra opción, también económica, es buscar alguna zona de merenderos o algún parque con suficiente zona verde en la ciudad, donde esté permitido montar fiestas. Según lo que queramos preparar puede ser suficiente poner unas mesas con comida, unas sillas, y que los niños echen a correr y jugar.

Juegos dirigidos y juego libre

Fiesta de cumpleaños 2

Las fiestas de cumpleaños son para pasarlo bien, así que lo último que tienen que tener los niños en una de ellas, contando que pasan todo el día en el colegio siguiendo órdenes, son más órdenes. Está bien que montemos alguna actividad dirigida, algún juego para los niños que pueda incluirlos a todos, incluso a los más tímidos, que pueden estar ligados unos con otros según el hilo conductor comentado (piratas, somos animales del zoo, somos superhéroes, etc.) para hacerlo todo más divertido, pero también es necesario que les dejemos tiempo libre, que se sientan libres de escoger sus propios juegos y de divertirse con lo que prefieran y con quien prefieran.

Por si acaso no se os ocurren juegos para proponerles, deciros que perdáis el miedo, que aunque los niños de ahora son diferentes a nosotros, siguen siendo niños y les siguen gustando los juegos con los que nos divertíamos nosotros de pequeños. Como sugerencia os invito a que leáis la entrada sobre juegos infantiles que os ofrecimos hace unas semanas.

Comida para todos

Para comer les tenemos que ofrecer lo típico, porque es lo que los niños esperan, pero teniendo en cuenta dos cosas: que todo puede presentarse de un modo divertido (podemos pintar bigotes en los vasos para que cuando beban parezcan auténticos señores, podemos poner unas bocas en los palitos de las piruletas para que parezca que tienen una gran boca, etc.) o bien tematizado, como ya hemos hablado más arriba, y que todos tienen que poder comer. Por desgracia, hay niños que tienen intolerancias y alergias y, a la hora de invitar a los niños, debemos preguntar a los padres si hay algo que no puedan comer, por si hay que hacer el pastel con otros ingredientes o por si hay que hacer dos pasteles.

Los regalos

Al hacer cumpleaños con los de la clase, al haber lugares más amplios para celebrarlos y sobre todo al principio que los niños aún no tienen muy desarrollado el concepto de amigos y parece que amigos son todos los de la clase, los invitados pueden llegar a ser decenas de niños (yo he estado en fiestas de cumpleaños con entre 20 y 30 niños, si no más). Tanto niño puede hacer que sea una fiesta muy divertida y, en cierto modo, inolvidable.

Fiesta de cumpleaños 3

Sin embargo hay un gran pero. Si cada niño trae un regalo no habrá quien entre en casa después. Y ya no es sólo cuestión de espacio, es que a mi como padre no me gustaría que a mi hijo por su cumpleaños le regalaran 40 cosas diferentes entre niños, padres y familiares. No las necesita, no le hacen falta, no las va a disfrutar y además es absurdo.

Para evitar esto puede ser interesante añadir en la invitación algún mensaje que evite semejante situación: niño sentado en una silla abriendo regalos a diestro y siniestro, sin tiempo casi de ver lo que le dan mientras un montón de niños hace cola para entregar su regalo. Basta con poner una frase tipo "por favor, si queréis regalar algo poneos de acuerdo con otros padres y madres... vivo en un piso de 20 metros" o incluso, según sea vuestra filosofía "no se aceptarán regalos" o "sólo regalos hechos con las manos de vuestros hijos", que es otra manera de recibir regalos relativamente perecederos.

En esto, claro, cada padre y madre que haga como prefiera, pero si a mí me gusta que mi hijo celebre su cumpleaños es porque ese día lo pase con sus amigos jugando y divirtiéndose, no porque vayan a regalarle juguetes que no necesita.

Muchos adultos, pero pocos vigilando

Además de todo lo comentado, y ya que todos estos días estamos tratando temas de seguridad con los pequeños, he de dar una advertencia. Si la fiesta es en un lugar lo suficientemente grande los padres de los niños también están invitados. Al menos a todas las fiestas de cumpleaños que yo he acudido ha sido así, padres con hijos. Esto hace que los niños se queden por un lado, jugando, y los adultos por otro, normalmente hablando.

Con tanto adulto junto solemos tener la sensación de que los niños están seguros, bien vigilados, porque son muchos ojos de personas responsables a la vez. Sin embargo, puede suceder que "el uno por el otro, la casa sin barrer", es decir, que al final estén todos tan confiados que ninguno los vigile realmente y puedan llegar a correr algún riesgo, o alejarse demasiado, y luego tengan que ponerse todos a tratar de enmendar algo que podría haberse evitado.

Fotos | Tony Crescibene, Phil Scoville en Flickr En Peques Seguros | Golpes en la cabeza: cómo reaccionar y cuándo preocuparse, Caídas y golpes: No hay que asustarse. Primero valorar, luego decidir, Parques Acuáticos: refrescante diversión

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de anamotera !

    Las fiestas de cumpleaños se están convirtiendo en macrofiestas. ¿No se nos está yendo de las manos?

  • 2

    !

    Menos mal que, a medida que crecen, ya no hay que invitar a toda la clase, sino que los cumpleaños son más reducidos sólo con los primos y con los tres o cuatro amigos íntimos del cole.