Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Peques y Más.com

qr

concurso

¿Cómo es un día entero en una granja escuela?

2 comentarios

Conejos

Las granjas escuelas son centros educativos destinados a acercar a los niños a una realidad rural que, por el estilo de vida imperante en las grandes ciudades, a menudo desconocen.

Estas granjas escuela disponen en sus instalaciones de pequeños huertos y establos, gracias a los cuales los niños van familiarizándose y descubriendo como son, en vivo y en directo, los animales que hasta la fecha sólo habían visto por la televisión o dibujados en sus cuentos infantiles.

Gracias a estas granjas, los pequeños descubrirán con asombro cómo se crían las gallinas, pavos, conejos, vacas, cerdos, cabras, ovejas, etc. Formando parte de estas instalaciones también suele haber un pequeño estanque con patos, gansos y ocas.

Generalmente, los niños acuden a estas granjas en grupos escolares, acompañados por sus profesores, y suelen permanecer en ellas durante tres días – aunque cada día es más frecuente que estos centros reciban la visita de familias durante los fines de semana.

Biberon

Los monitores que trabajan en las granjas escuela son, en su mayoría, biólogos, pedagogos o maestros, y se apoyan en el juego como medio para descubrir el entorno.

Para lograr su objetivo organizan todo un programa de actividades para que los niños entren en contacto con los animales, interaccionando con ellos y con las tareas de su cuidado y alimentación, para que aprendan a relacionarse con sus características y costumbres. Por ejemplo, ver de cerca una vaca e incluso ordeñarla, y participar en el proceso de hacer queso.

Gracias a estas granjas escuelas los niños también descubren la naturaleza y aprenden a desenvolverse en ella. El principal objetivo es que los niños aprendan a utilizar todos sus sentidos, y que descubran la utilidad de las plantas, sus necesidades, el trabajo de la huerta, el riego, las partes de las que se compone una planta, el nombre de algunas plantas de campo como el tomillo o el romero, y cómo las utiliza el hombre y también las abejas, los pájaros, las cabras, etc. Sensibilizar sobre el uso y consumo racional del agua.

Cerdo

Talleres para aprender a hacer queso, pan o mermelada

Para complementar todas estas actividades también se imparten talleres donde los niños aprenden a trabajar con las materias primas que se obtienen en las granjas aprendiendo a hacer pan, mermelada para que los niños se den cuenta de la unidad que supone la granja.

Las granjas escuela tienen su origen en los movimientos de renovación pedagógica de finales de los setenta que promovían una escuela abierta con objetivos fuera del aula. Gracias a ellas, nuestros pequeños urbanitas pueden vivir la experiencia del acercamiento al mundo rural – de la mano de monitores con formación académica y práctica -, tanto durante el curso, en programas escolares, como en verano en campamentos.

Los criterios que debería prevalecer siempre a la hora de elegir uno de estos centros son, además de los sanitarios, que el centro tenga un programa educativo y un personal cualificado. La mayoría de granjas escuela funcionan como cooperativas.

En la granja deben facilitar el material necesario para el desarrollo de las actividades que van a tener lugar en ella, pero debemos completarlo con una mochila donde incluyamos:

- ropa cómoda (etiquetada con el nombre del niño)
- toalla
- bolsa de aseo
- deportivas
- linterna
- gorra
- cantimplora
- saco de dormir
- Calmatopic stick, una pequeña barrita que contiene árnica y que alivia pequeños golpes que se puedan dar los niños.

Más información | Época de campamentos, ¡no te olvides de meterles Calmatopic stick en la mochila!
Más información | Peques Seguros
Fotos | @quidproquoq

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de anamotera !

    Este verano llevé a mis hijos a una granja escuela y la experiencia fue espectacular. Volvieron muy contentos, la verdad.

  • 2

    !

    Mi hijo estuvo con su clase viviendo en una granja escuela durante cinco días. Volvió encantado con la experiencia, ¡y eso que era la primera vez que dormía fuera de casa! Lo recomiendo vivamente