Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Peques y Más.com

qr

concurso

Al agua patos, seguridad en la bañera

2 comentarios

Al agua patos

La hora del baño debe de ser un momento de auténtico placer que tranquilice y relaje a los niños después de un día largo lleno de emociones. Para que acudan a la llamada con alegría, tienen que vivirlo como si se tratase de un juego, por lo que hemos de procurar que se diviertan, pero sin descuidar por ello, en ningún momento, la seguridad.

La mayoría de los accidentes que tienen lugar en el hogar suelen producirse en el baño en niños varones menores de 4 años (¡lógico, si tenemos en cuenta que hasta los 5 años los niños no controlan del todo el sentido del equilibrio!). Las lesiones más comunes suelen ser los hematomas y traumatismos en la cabeza, cara y extremidades.

Los niños no deben dejarse nunca sin vigilancia cuando están en la bañera, y tampoco deben poder acceder al baño si hay agua en la tina. Para evitar las situaciones de peligro, lo mejor es que nos acostumbremos a vaciarlas inmediatamente después de habernos o de haberles bañado, y antes de salir del cuarto de baño. Sin olvidarnos de pasar una fregona por el suelo para secar las posibles salpicaduras que se hubieran podido producir.

Para prevenir resbalones y caídas, también hay que enseñar a los niños que en el cuarto baño no se corre. Mientras estén dentro del agua, es importante evitar que se escurran o que se caigan dentro de la bañera, acostumbrándoles a que estén sentados en hamaquitas o sillitas de plástico, especialmente diseñadas para evitar que se puedan volcar.

Iannnnn

Ayudas que mejoran la seguridad

Para prevenir lesiones relacionadas con las quemaduras causadas por el agua o los grifos muy calientes, lo mejor es enseñar a los niños a no tocarlos, y comprobar con nuestra mano la temperatura del agua. Nos evitaremos muchos sustos.

Hay que tener cuidado con los juguetes que los niños adoran meter con ellos en el agua, para que no se les claven. Podemos dejarles jugar con patitos, letras o libros de plástico que, además de ayudarnos a entretenerles para que no se muevan, ni quieran levantarse, contribuirán a que aprendan alguna palabra o sonido. De esta forma, conseguiremos que la hora del baño resulte aún más divertida.

Cuando saquemos a nuestros hijos del agua, debemos colocarlos sobre una alfombrilla de felpa, y secarles bien los pies, pues la mayoría de ellos han nacido con vocación de “escapistas” y, a veces, se nos escabullen de entre las manos sin que podamos evitarlo.

Otras ayudas que mejoran la seguridad a la hora del baño son una alfombrilla antideslizante en el suelo de la bañera para no resbalar, y un asa donde el niño se pueda agarrar al entrar o salir del baño

Fotos | Iannnnn

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de bomowski !

    Es importante no dejarles solos ni un segundo, suficiente para que pase algo.

  • 2

    !

    Buena información, cuando son bebés es importante señalar que hay que cogerles por la espalda y llegando a la axila, hay padres que los levantan por la cabeza y a veces resbalan por la mano hasta meterse bajo el agua (sí, parece una obviedad, pero sucede). Lo de los escapistas me suena bastante, siempre me aseguro de secarles bien porque salen volando a seguir jugando con lo que han dejado preducha.