El columpio que les gustará a los niños y no tanto a los mayores

Sigue a Peques y Más

Quizá si tienes problemas para que tus peques se metan en el baño este columpio te pueda resultar interesante para facilitar que los niños se mojen. En el resto de casos lo más probable es que los padres nos enfademos después de ver a los chavales llenos de agua aunque eso sí, ellos estarán con una sonrisa de oreja a oreja después de probar ese increíble columpio llamado Waterfall Swing y que forma parte de un proyecto de diseño en el que han participado Mike O’Toole, Andrew Ratcliff, Ian Charnas y Andrew Witte.

El mecanismo es sencillo, el agua circula a través de la parte superior de la estructura del columpio y cae creando una pared de agua perfecta. El agua se recoge del suelo y se bombea hasta la parte superior del columpio permitiendo que no haya pérdida. Unos sensores montados en el asiento del columpio permiten reunir la información sobre el ángulo y la velocidad de cada oscilación. Esa información se envía a un equipo que ajusta la salida de agua asegurando, si te fías, que el que monta el columpio no se moja mientras se balancea. Es muy sencillo y el efecto resulta espectacular. Habría que ver este columpio en funcionamiento con esos chiquillos que son capaces de balancearse a toda velocidad.

Vía | Microsiervos
Más información | Waterfall Swing

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios