Sigue a Peques y Más

Cajas de cartón juguetes

¿Qué haríais con una caja de cartón vacía?, ¿y vuestros hijos?… nuestros últimos proyectos han sido convertir un lateral de caja en noria (y nos quedó bastante parecida a la de Estefi Machado), una caja entera en casa para el gato (con toda clase de detalles pintados en rotulador), y un escenario para reproducir el juego de los Angry Birds, este último es un proyecto inacabado porque nunca tenemos tiempo de hacer los pompones de lana que serán los pájaros, así que no me pidáis más detalles.

¿Podéis imaginar la cantidad de posibilidades de transformar una caja en otros objetos?, pues con este punto de partida en el Chicago Children’s Museum han organizado una gran exposición semi permanente que se llama Adventures in Cardboard.

Una manera genial de hacer partícipes a niños y adultos de la experiencia de diseñar y jugar a partir de un elemento muy sencillo, y con la ayuda de todo tipo de complementos (tijeras, pegamentos, colores, plumas, etc.).

Las familias que acuden a este espacio pueden comprar su caja en la ‘tienda de juguetes’, tienda que sólo alberga cajas plegadas. Tras escanear el código, la pantalla les ofrece hasta 30 posibilidades distintas de convertir el sencillo embalaje en un robot, un avión, un tren

Tienda de juguetes cartón

A partir de ahí la imaginación se activa y los niños han sido capaces de inventar un paraguas, una máscara, un bolso, etc. Sinceramente me ha encantado esta experiencia, y me gusta mucho ver la cara de satisfacción de los niños ante algo que ellos mismos han creado. Seguro que es algo inigualable que se aleja mucho de la supuesta alegría con la que reciben un juguete de plástico que después de probarlo descubren que sólo tiene cinco funciones y se aburren pronto de él.

Juegos divertidos con cajas de cartón

¡Quién de nosotros no ha pronunciado alguna vez esta frase: ‘los niños abren el regalo y después parece que tienen más interés en jugar con los embalajes’! Esto pasa sobre todo cuando son pequeños, pero a mí me encanta incentivar la imaginación y la creación a partir de elementos no elaborados.

Esta idea del Museo de los Niños en Chicago me ha recordado las casitas de Paparajote, que no son más que ‘réplicas’ de aquellas enormes cajas de nevera que nuestros padres nos dejaban para jugar: ¡el interior se nos antojaba tan grande y con tantas posibilidades para divertirnos!

Vía | Decoesfera
En Peques y Más | La sala de recreativos de Caine construida con cartón y cinta adhesiva

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario