Los pediatras madrileños advierten del deterioro en la calidad asistencial a población infantil

Sigue a Peques y Más

Atención pediátrica

La crisis económica actual está causando dificultades en la asistencia sanitaria a la población infantil y juvenil, que se ven agravadas por los recortes, no basados en criterios profesionales ni científicos, que está aplicando el Gobierno madrileño en las prestaciones sanitarias. Todo ello puede desembocar en un empeoramiento significativo del estado de salud de los niños madrileños.

El Observatorio Pediátrico de Atención Primaria se creó hace un año y está constituido por sociedades científicas y sanitarias que ejercen su labor con niños y adolescentes. Su finalidad es vigilar y alertar de la problemática asistencial y laboral de los pediatras de los centros de salud de Madrid, con el fin de optimizar la calidad de la asistencia a los niños y adolescentes de nuestra Comunidad.

La Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha ha explorado recientemente cómo está afectando la crisis económica a la asistencia pediátrica mediante un cuestionario realizado a sus socios, al que también han contestado miembros de la AMPap.

Los pediatras observan con alarma el deterioro que se está produciendo en la calidad asistencial. Los principales motivos que conducen a esta conclusión, son los siguientes:

Debido a las dificultades económicas de las familias.

1. Aumento de patología psicosocial como consecuencia de las dificultades económicas y laborales en las familias.

2. Dificultad para adquirir medicamentos, principalmente para enfermedades crónicas.

3. Dificultad para adquirir alimentos adecuados para la edad infantil, fundamentales en este periodo de crecimiento

4. Falta de asistencia a revisiones y citas programadas derivada de la situación de precariedad laboral de los padres.

5. Bajas en seguros médicos privados y trasvase de pacientes a la sanidad pública, con la consiguiente sobrecarga en las consultas y deterioro en la atención médica como consecuencia de la mayor presión asistencial.

6. Inequidad y desigualdad en el acceso a una atención pediátrica de calidad y a tratamientos adecuados

A causa de recortes indiscriminados en atención sanitaria.

7. Retirada de la financiación de productos sanitarios necesarios para la prevención o el correcto control y tratamiento de determinadas enfermedades.

8. Sobrecarga asistencial motivada por cupos excesivos, falta de suplentes y aumento de niños provenientes de la sanidad privada.

9. Desmotivación de los profesionales por la continua falta de consideración a su trabajo, agresión a sus condiciones laborales y pérdida significativa y progresiva de sus retribuciones en mayor medida que otros trabajadores públicos.

A todo esto se suman los problemas ya crónicos de la pediatría, tales como un número de niños importante por atender o la escasez de recursos formativos específicos para pediatras.

A pesar de que las dificultades económicas actuales no han sido causadas por los profesionales de la sanidad, ni mucho menos por la población infantil, están recayendo sobre ellos, de forma injusta y exagerada, unas medidas de extrema dureza que solo conseguirán el progresivo deterioro de la calidad de la asistencia pediátrica y, por lo tanto, de la salud de los niños madrileños.

Imagen | Fort Rucker
Fuente | Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha
En Peques y Más | ¿Cómo afecta la crisis a las familias?, Se buscan ‘Familias con Corazón’ para ayudar a grupos familiares que se encuentran en situación de exclusión

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario