Utilizar nombres atractivos para los alimentos saludables aumenta las posibilidades de que los niños los escojan y consuman

Síguenos

verduras.jpg

¿Vuestros hijos comen de todo? ¿qué cara se os queda cuando después de enumerar los nutrientes de frutas y verduras ellos continúan diciendo que no les interesan? Sabemos que estos alimentos son una fuente nada despreciable de vitaminas y minerales, y también que constituyen la base de una alimentación saludable, pero muchas veces eso no es suficiente para convertirlos en el plato preferido de los peques.

Nuestra compañera Liliana de Directo al Paladar, nos ha descubierto hace muy pocos días un proyecto de investigación el Laboratorio de Alimentos y Marcas de la Universidad de Cornell, que consistía en ‘cambiar el nombre de diferentes vegetales a fin de que estos resultaran más atractivos a los niños’.

La investigación se ha basado en dos estudios realizados en comedores de escuelas diferentes, y ha confirmado con creces las expectativas. Participaron 1552 estudiantes de etnias y estratos económicos diferentes, de los cuales un 47,8 % pertenecen a la escuela en la que se introdujeron modificaciones. A éstos, se les ofrecieron los mismos alimentos que antes se etiquetaban como ‘Food of de day’ (menú del día), bajo denominaciones bastante más atractivas.

Para el primer estudio, los investigadores fueron cautos y empezaron sólo con las zanahorias, las llamaron ‘X ray Vision Carrots’ (suena mejor que un simple ‘son buenas para la vista’ ¿no?). Pero a estas hortalizas crujientes y con un sabor dulce, siguieron el brócoli y las judías verdes, resultó que los ‘power punch broccoli’ y las ‘silly dilly green beans’ también fueron muy bien aceptados.

Tomando los datos de dos colegios, de los cuales sólo en uno se habían introducido los nuevos nombres, el consumo de verduras a las que se les había cambiado el nombre aumentó hasta en un 99% con respecto a la escuela en la que se seguían sirviendo los alimentos como ‘food of the day’

nina-comiendo-verduras.jpg

Los resultados demuestran que el uso de nombres atractivos para los alimentos saludables aumenta las posibilidades de que los niños los escojan y consuman. Además una intervención basada en esta técnica es eficaz y sólida, teniendo un coste bajo. La investigación también confirma que individuos de cualquier edad aceptamos mejor la aplicación de estas estrategias.

En Estados Unidos el diseño de nuevas estrategias con este objetivo no es novedoso, recuerdo que hace muchos años en un curso sobre Educación para la Salud, nos contaron algunas de las experiencias que intentaban incrementar el consumo de verduras en población infantil. Este proyecto del que os hablo hoy me gusta porque se basa en atribuir a los vegetales sus propiedades y características mediante nombre atractivos.

Y desde luego estos estudios confirman que se puede utilizar la creatividad también para acercar los hábitos de vida saludable. Y esto es muy necesario en la sociedad occidental, en la que asciende imparablemente el sobrepeso y la obesidad.

Imágenes | Robert Couse-Baker (catching up), Elizabeth/Table4Five
Vía | Directo al Paladar
Más información | Food Psicology
En Peques y Más | Nuestros trucos para presentar las frutas y verduras de forma más atractiva
En Directo al Paladar | “Zanahorias de visión de rayos X”: rebautizar alimentos para que los niños se los coman mejor

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario