Sigue a Peques y Más

merienda saludable

En verano con el calor y los cambios en los horarios de comida los peques pierden también el hábito de merendar sano, así que recurren a las patatas fritas y otros aperitivos por la facilidad de acceso y la rapidez de preparación y no pierden tiempo para seguir jugando en la piscina o bajar con los amigos al parque o a la urbanización.

Si lo hacen un par de días, no pasa nada, pero lo mejor es continuar con los hábitos saludables del colegio, por ello os vamos a dar algunas ideas rápidas para meriendas sanas y deliciosas.

Una opción es la fruta fresca, si les damos un melocotón, una paraguaya, un plátano, una manzana o una pera fresca y lavada, se la comerán mientras bajan a jugar o salen de la piscina. Y si les cuesta un poco tomar fruta, lo mejor es que nos vean a nosotros tomarla y que la compartamos con ellos para que poco a poco se aficionen a ella.

También es posible prepararles un sándwich, si puede ser, para enriquecerlo, con pan multicereales, por ejemplo, de jamón de york y queso, de jamón serrano con tomate, de huevo duro con tomate y un poco de mayonesa, de ensaladilla rusa, de lomo ahumado o de atún con pimientos es una opción de las más nutritivas y sanas, debemos intentar evitar darles embutidos grasos muy a menudo como el chorizo, mortadela, bacon, etc.

Otras opciones de merienda, son los yogures acompañados de frutos secos como piñones, nueces, almendras, anacardos o aquellos que os gusten, ya que son una fuente inigualable de proteínas y fibra además de cardiosaludables y se lo pueden tomar mientras se secan al salir de la piscina o esperan a que sus amigos bajen a jugar.

Y además si a cualquiera de estas opciones, la acompañamos de zumos de frutas o una simple botella de agua, convertiremos todo en la mejor merienda para nuestros peques.

Esperamos haberos ofrecido algunas buenas ideas para que la alimentación de nuestros hijos sea un poco más sana.

Imagen | selena lynn

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario