Las televisiones se unen contra la obesidad infantil

Sigue a

Niños viendo televisión.

Hoy se ha firmado un acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y las cadenas de televisión que pertenecen a la FORTA (autonómicas) y a la UTECA (Unión de Televisiones Comerciales) por el que se cuidará más la publicidad de alimentos dirigidos a menores de 12 años en horario infantil. Este acuerdo viene a mejorar uno de 2005 por el que, antes de emitir este tipo de mensajes, las cadenas y los anunciantes debían consultarlo a Autocontrol, el mecanismo regulador de la publicidad, para saber si el anuncio era adecuado. Antes sólo se aplicaba a las televisiones que habían suscrito el Código PAOS (como se llamaba) mientras que ahora estas normas se aplicarán a todos los anunciantes.

“Se trata de un paso más en la lucha del Gobierno contra la obesidad infantil. El objetivo es disminuir la presión publicitaria sobre los menores de 12 años y fomentar en ellos hábitos saludables”, ha comentado la ministra, ya que, según los cálculos del Gobierno, estos menores ven unos 54 spots diarios. Además ha señalado que el 18,6% de los niños entre 2 y 17 años padece sobrepeso, lo que ha preocupado al Gobierno que ha insistido en poner en marcha varias iniciativas para atajar el problema.

Me parece positivo que se obligue a los anunciantes a adecuar su mensaje a los niños, haciéndolo de manera que para ellos sea fácil de entender y además obligarles a que sean honestos, sin hacer que se creen expectativas inalcanzables, como han acordado, pero una vez más me parece fundamental la labor de los padres a la hora de ver la publicidad con un sentido crítico. No creo que los niños por ver anuncios en los que, por ejemplo, se vea cómo el Capitán de la marca de congelados de turno llega a su salón para ofrecerles las mejores barritas de merluza los niños crean que las barritas aparecerán ni su salón se convertirá en el Titanic, pero todo tiene un límite.

Aplaudo la medida pero también me gustaría que los niños encontraran en sus ciudades o pueblos espacios libres de coches para jugar y que así pasaran menos tiempo delante de la televisión, o directamente que se eliminara la publicidad en horario infantil si tanto les preocupa. En cualquier caso, los padres deberían ver la televisión al lado de sus hijos para explicarles por qué el producto que ven no es el mismo que el que compran y que no hay recetas milagrosas para crecer, por muchos yogures que te tomes.

Vía | El Mundo
Imagen | Hoyasmeg
En Peques y más | Los niños y los adultos comemos más a causa de los anuncios

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario