La uva es una fruta de temporada sabrosa y que nos aporta mucha energía

Síguenos

uva-2.jpg

En Alimentacion.es nos recuerdan que la temporada ideal para comer uva está a punto de comenzar (de septiembre a diciembre), porque aunque en la actualidad es posible encontrar una gran variedad de frutas en cualquier época del año, el consumo de estos alimentos cuando son de temporada nos permite aprovechar mejor todos sus nutrientes y asegurarnos un producto fresco. Al comer verduras y frutas de temporada también colaboramos a reducir costes de transporte y almacenamiento, y esto reduce el gasto energético ayudando a la protección del medio ambiente.

El tomate es multivitamínico y posee una alta composición en agua, además de contener sustancias antioxidantes, ¿qué mejor fruta / verdura para el verano?. La alcachofa (otoño – invierno) es diurética y desintoxica, también favorece el tránsito intestinal, hay quien dice que nos ayuda a equilibrar el organismo tras los excesos del verano. La temporada de la cereza dura muy poco: justo antes del verano, y si la tomamos ayudaremos a nuestra piel porque contiene antioxidantes.

Y volviendo a la uva, tenemos que reconocer que comida en su temporada es cuando más sabrosa resulta (nunca le encuentro sabor cuando la como en otros momentos del año), y además proporciona una gran cantidad de energía (los peques la van a necesitar para volver al cole) porque contiene hidratos de carbono, minerales (potasio, magnesio, yodo, etc…) y vitaminas.

Nos cuentan en Alimentacion.es que escogerlas y conservarlas no son acciones complicadas: debemos fijarnos en que los racimos sean grandes y el color de los granos uniforme con piel lisa, si al coger el racimo y moverlo un poco caen granos eso quiere decir que está demasiado maduro. En la nevera aguantan hasta 15 días y las sacaremos una hora antes de sus consumo para que estén más ricas, en bolsas de papel y colgadas hacia abajo pueden durar mucho tiempo.

Este fruto jugoso formado por pequeñas bayas es uno de los más antiguos cultivados por el hombre, al parecer en el Paleolítico ya las recolectaban, aunque la viticultura se empezó a desarrollar con las civilizaciones griega y romana. Hasta 3000 variedades clasificadas en uvas de mesa y uvas viníferas

En cualquier caso las uvas son muy apreciadas por los niños porque bien lavadas resultan fáciles de comer: grano a grano saboreando los matices, son buenas para el postre, la merienda, y también para llevar al cole como almuerzo (en este caso será más cómodo para ellos si desgranáis parte del racimo y utilizáis un pequeño contenedor para meter en la mochila). Una ración o pieza de esta fruta equivale a 120 gramos.

¿No os empiezan a apetecer?

Imagen | Kristian Thy
Fuente| Alimentación.es (Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y Marino)
En Peques y Más | Frutas y verduras de España cada día en alimentacion.es, Las cerezas son un alimento de temporada nutritivo y saludable

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario