La paella es una comida saludable para los niños durante el verano

Síguenos

Paella

Aunque la paella es un alimento lleno de atractivos para todo el año es en verano donde se luce más. En las tierras valencianas es un placer disfrutar de ellas, por la gran tradición, por la calidad del producto, por la variedad de opciones que ofrece y especialmente saben mucho mejor si se realizan, como indican nuestros compañeros de Directo al Paladar, con fuego de leña. La paella es el plato de arroz más famoso que se toma en España y recibe su nombre del recipiente donde se cocina.

Así que en verano es una gozada disfrutar de una buena paella con el arroz como ingrediente fundamental. El arroz es un alimento equilibrado y completo y a los niños les encanta. Y para complementar la paella podemos utilizar una amplia variedad de ingredientes: verdura, carne, pescado, marisco, etc. Las más tradicionales son las de pollo y conejo que a los niños les resulta imposible resistirse comer.

En casa la solemos tomar acompañada de una ensalada variada con tomate, atún, cebolla, aceitunas o escarola, aceite y ajo. Es una buena forma de complementar los sabores y también para los niños es muy fácil de comer.

Para concretar más los ingredientes podemos decir que se puede incluir conejo, anguila, rape, bacalao, gambas, langostinos, caracoles, perdiz, etc. Y sobre las verduras o legumbres a utilizar además del típico pimiento verde o rojo, cebolla, tomate o ajo, también se pueden añadir judías verdes, alcachofas, habitas, guisantes (como en la imagen), etc.

Una paella requiere un tiempo de preparación y mucho cariño. En menos de una hora puedes hacer una paella muy sabrosa, quizá con el fuego de leña el tiempo se incremente aunque el placer de hacerla se lo queda el cocinero. Y aún así cada paella tardará el tiempo que estime más adecuado.

La primera media hora es para hacer el sofrito en el que se incluye el ajo, el tomate, la cebolla, el laurel, el pimiento, el pollo y algunos mariscos que se habrán preparado con anterioridad. Después de tener el sofrito preparado se añade el arroz, se remueve todo bien, se echa un poquito de azafrán y el agua. Se deja calentando hasta que el agua se consuma y el arroz quede bien cocido, tierno y blandito.

Esperamos que vuestro verano se llene de paellas y que los niños las disfruten entre baño y baño de sol y agua.

En Directo al Paladar | Recetas de arroces y paellas
Imagen | Vlad

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario