Sigue a

torrijas.jpg

Las torrijas son una buena solución para utilizar los pedazos de pan que han sobrado del día anterior, se conocen como “torrijas de Carnaval” o mejor aún como “torrijas de Ceniza” (en muchos lugares el miércoles de Ceniza se merienda este plato que resulta rico y nutritivo). Pero aunque falten muy pocos días para el inicio del Carnaval (día 14 de febrero) y sólo unos más para la transición hacia la Cuaresma (22 de febrero es el miercoles de ceniza) no tenemos por qué esperarnos a degustar esta delicia gastronómica que no por sencilla es menos completa.

Además cuando hace tanto frío nos vendrán muy bien acompañadas de un chocolate caliente, un vaso de leche humeante o una taza de café. Para hacerlas sólo necesitáis el pan sobrante, uno o dos huevos, leche, azúcar y canela.

Ingredientes:

-Pan cortado en rodajas de unos dos centímetros.

-Uno o dos huevos batidos (dependiendo de las rodajas de pan que tengamos, aproximadamente podríamos rebozar unas 10 /12 en un solo huevo)

-125 ml. de leche por cada diez rodajas de pan

-Azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Se preparan las rodajas de pan en un plato y se coloca al lado un bol con la leche y otro con el huevo batido. Una a una se van remojan las rodajas en leche y se pasan por el huevo para freirlas después en aceite bien caliente. Cuando están doradas por las dos caras se sacan del fuego y se colocan sobre una bandeja con papel absorbente o servilletas de papel para que suelten el aceite sobrante.

El toque final lo dan el azúcar y la canela con los que se espolvorean, y ahora a comerlas (antes de que se enfríen). Seguro que ya las conocíais, aunque sea echando mano de vuestros recuerdos de niñez en casa de la abuela, y si no… es hora de probar.

Imagen | BocaDorada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios