Sigue a Peques y Más

Alimentos verano

Las frutas y verduras son los alimentos más adecuados en épocas de calor, esto es debido a aporte de líquidos y a las vitaminas, minerales y fibras que proporcionan. La cantidad de agua que contienen es variable, pero sin duda ayuda a reponer el líquido y los minerales que perdemos al sudor, colaborando a mantener la temperatura corporal.

De hecho los platos a los que más recurrimos para refrescarnos en esta época son el gazpacho fresco, las cremas frías, las ensaladas, los zumos naturales de frutas y verduras (siendo la zanahoria la reina en este sentido) y las gelatinas. Además de (claro está) la ingesta de la gran variedad de frutas de temporada que tenemos a nuestro alcance.

El cuerpo ya se encarga de pedirnos lo que necesita, ¿verdad?, nosotros sólo debemos ‘hacerle caso’: comidas ligeras repletas de vitaminas y cocciones suaves sin demasiada condimentación. Ya volverá la temporada de los asados, guisos y potajes.

Y es que nuestro organismo no sólo quiere una alimentación fresca y ligera para dar gusto a nuestro paladar, sino porque ante las altas temperaturas se necesita hidratación adicional, y también es necesario prevenir las bajadas repentinas de tensión o golpes de calor.

La fibra que poseen verduras y frutas ayuda a nuestro intestino, y esto es indispensable para sentirnos mejor ante el aumento de las temperaturas, los antioxidantes ayudan a nuestra piel,… Si a todas estas razones unimos las facilidades que nos ofrecen para llevarlas a cualquier sitio, entenderemos por qué estos alimentos son idóneos en verano.

Sandía

El melón, la sandía, el pepino, los tomates y las peras están entre los más consumidos. Pero para completar el abanico de posibilidades encontraremos melocotones, judías verdes, uvas, calabacines, albaricoques, lechugas, etc. En verdad resulta casi imposible incluir varias raciones en nuestra alimentación diaria ante tanta variedad

Y si, ya sabemos que los helados también refrescan, y sobre todo que resultan muy nutritivos (especialmente si llevan leche). Si queréis un consejo, probad a hacerlos en casa. Es tan fácil como comprar moldes para hacer polos (preferiblemente de material flexible como la silicona), y probar tantas combinaciones como se os ocurran:

  • Zumo de naranja azucarado.
  • Puré de pulpa de albaricoque endulzado al gusto y batido con un yogur natural.
  • Leche con cacao soluble, o con azúcar y canela

Sorbete

¿De qué son los polos que hacéis en casa?, seguro que ni siquiera vosotros os resistís a una tentación tan rica y refrescante.

Y por último queremos incluir tres recomendaciones importantes:

  • Aunque perdamos minerales al sudar no necesitamos aumentar la cantidad de sal porque las verduras y frutas ya contienen cantidades adecuadas de estos nutrientes.
  • Es mejor consumirlas crudas.

Que sigáis disfrutando de un verano sano, refrescante y divertido.

Imágenes | claeskrantz, es74273, Kirti Poddar.
En Peques y Más | ¿Cómo debemos protegernos ante las altas temperaturas?, ¿Qué niño se resistiría a una de estas formas de presentar las frutas?, Cómo proteger a los niños del sol en verano con cremas, fruta y verdura

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario