Dos recetas de postres típicos de Pascua

Síguenos

mona-pascua.jpg


Quedarse en casa en vacaciones no es aburrido, incluso cuando hace mal tiempo. Repasemos todas las cosas que tenemos pendientes de hacer con nuestros hijos y dediquémosles toda nuestra atención, al fin y al cabo todos tenemos mucho más tiempo libre y los niños lo agradecerán.

Galletas, manualidades, cabañas con edredones, carreras por el pasillo y saltos encima de los colchones, no importa lo que elijamos, si lo hacemos todos juntos pasaremos un buen rato. Si tenéis vocación de reposteras y reposteros, si a vuestros hijos les gusta pesar ingredientes y amasar, podéis probar con alguna de estas recetas típicas de Semana Santa, con unos ingredientes sencillos (que casi seguro tendréis en vuestra alacena) podréis elaborar Mona de Pascua y Crespells, seguro que disfrutaréis preparando estos postres en familia.

Mona de Pascua

(receta típica de la la Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña)

Ingredientes (para 4 monas pequeñas)
1 kg. de harina de trigo
4 huevos
50 grs. de levadura de panadería
250. grs. de azúcar
1 vaso de agua tibia

1 huevo para “pintar” las monas

Huevos cocidos, y para decorar: azúcar, frutas confitadas y “fideos” dulces de colores.

Modo de preparación
Primero se baten en un bol los huevos y se les añade el azúcar poco a poco, mientras tanto se deshace la levadura en el agua tibia (os podéis ayudar con una cucharilla). A la mezcla de los huevos se añade el agua y posteriormente la harina con mucho cuidado y despacio. La masa resultante se debe ir “trabajando” con las manos: para que no se nos pegue a los dedos es mejor tener cerca un platito con un poco de aceite de oliva para ir untandonos.

Después de haber amasado unos minutos, el resultado debe ser homogéneo y elástico, formaremos una bola grande y la enrrollaremos en un trapo de algodón limpio. Debe pasar dos horas como mínimo cerca de una fuente de calor, hasta que la levadura fermente y aumente de tamaño.

Ahora es el momento de preparar una bandeja de horno engrasada o cubierta de papel de horno. Una alternativa típica a engrasar la fuente es colocar debajo de cada mona que vayamos a hacer una oblea circular. Tras preparar la fuente, haremos bolas (hay que guardar un pedacito de masa) que aplanaremos ligeramente antes de colocar en la bandeja. En el centro de cada bola hundiremos un huevo cocido y lo sujetaremos a “su mona” con unas pequeñas tiras de la masa que hemos guardado, se colocan en forma de cruz sobre el huevo.

El paso final para conseguir unas deliciosas monas hechas por nosotros mismo es “pintarlas” con huevo batido, decorarlas y meterlas al horno a 200º que habremos precalentado durante 10 minutos. Cuando al hundir una varilla o tenedor lo saquemos seco, estarán cocidas (generalmente 30 o 40 minutos), es probable que a mitad del proceso debamos taparlas con papel de horno para evitar que se quemen demasiado por encima. El resutado es un postre rico y esponjoso ideal para desayunos, meriendas y ¡como no! para comer el Domingo de Pascua por la tarde junto a amigos y familiares.

Crespells

(receta típica Balear)

Los crepells no son exactamente un postre de Pascua, pero si que se comen junto con los “robiols” en estas fechas.

Ingredientes

400 gr. de harina de trigo
3 yemas de huevo
200 gr. de azúcar
100 gr. de manteca de cerdo
Media taza de zumo de naranja
Media taza de aceite de oliva
La piel de un limón rallado
Canela molida

Manteca de cerdo (es lo típico), o mantequilla o aceite, para untar la bandeja de horno

Modo de preparación

Se mezclan las yemas con el azúcar, cuando la pasta sea homogénea añadir el aceite y el zumo de naranja, por último la piel de limón rallado y una pizca de canela. Mientras tanto se habrá fundido la manteca de cerdo a fuego lento, en este momento se vierte a la mezcla anterior y por último se echa poco a poco la harina. La mezcla debe resultar consistente (pero no demasiado dura), para ello amasaremos con las manos unos minutos.

Cuando esté lista la masa se forma una bola que posteriormente se estira con un rodillo sobre una mesa enharinada (para que no se pegue), la forma de las pastas la conseguiremos con moldes de galletas o con vasos (presionando por la boca sobre el preparado). Finalmente las galletas se ponen (separadas entre sí) sobre la bandeja de horno y se cuecen durante 30 minutos a unos 200º. Cuando veamos que se han dorado podremos sacarlas y dejarlas enfriar, quedan mejor si espolvoreamos azúcar molido por encima.

Imagen | Macarena
En Peques y Más | La comida de Semana Santa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario