Consejos para niños que no quieren comer

Síguenos

nino

Nuestros compañeros de vitónica, un blog sobre fitness, alimentación y comida sana, nos indican una serie de consejos para aplicar cuando los niños presentan resistencia al momento de comer o cuando comen muy poco y de mala calidad.

En el caso de que no se trate de una patología que el niño pueda presentar y que le cause inapetencia o anorexia (falta de hambre) parece posible seguir los consejos si el niño no quiere comer y ayudar a los peques que se colocan barreras para alimentarse.


  • No ofrecer más comida: si al niño se le obliga a comer más será difícil inculcar hábitos alimenticios sanos. Cuando crezca es posible que coma en grandes cantidades que le pueden llevar al exceso de peso. Una solución es enriquecer las comidas con alimentos calóricos pero sanos, por ejemplo, frutas secas trituradas o en polvo, aguacate, aceite de oliva, semillas, frutas desecadas, aceitunas, huevo o queso
  • Fraccionar la alimentación durante el día: con frecuencia estos niños no toleran bien grandes volúmenes de comida, por ello si se incrementa la cantidad de comidas del día, se puede ofrecer poca cantidad de alimentos en cada una que a lo largo del día representen suficientes calorías y nutrientes para el niño
  • No obligar y ser flexible: obligar al niño a comer puede culminar en discusiones que por supuesto, no logran que el niño coma. Lo mejor en estos casos es ser flexible, respetar los tiempos del niño y dar el ejemplo comiendo en familia. Así, el niño comerá cuando sea la hora de comer y lo hará a su modo, es decir, si quiere comer primero el puré y después carne. No hace falta negociar ya que tarde o temprano todo irá a su estómago
  • Limitar las comidas fuera de hora: muchas veces ante la desesperación de que el niño no come, se permite que se tomen alimentos poco sanos (bollos, dulces, chucherías) entre horas y ese picoteo acaba llenando el estómago de los pequeños de alimentos poco nutritivos y dejándoles sin ganas de comer
  • Aprovechar las calorías líquidas: los líquidos llenan menos que los sólidos y si bien no será recomendable darle refrescos que sólo ofrecen azúcar, si se pueden emplear batidos de frutas con frutas secas y yogur, leche con fresas y zumos de frutas que ofrecen calorías, vitaminas y minerales que no sacian completamente
  • Crear un ambiente favorable para comer: en un ambiente de discusiones, rodeado de tensiones y gritos, es normal que el niño se niegue a comer, por eso, si por el contrario, se conversa con él, se habla de la comida se pueden lograr mejores resultados. Ya hemos comentado en Peques y Más que involucrar al niño en la preparación de recetas suele ser de gran ayuda

Creo que estos consejos pueden ser de gran ayuda para aquellos padres que se encuentran preocupados por que su niño no come o porque presenta ramalazos de comedor rebelde que ofrece múltiples resistencias.

En Vitónica | Consejos para aplicar si el niño no quiere comer
En Peques y Más | Comer
Imagen | Ali Edwards

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario