Pompas de jabón en la bañera

Síguenos

Pompas de jabón en el baño

Una de las actividades que estamos haciendo este verano es jugar a tirar pompas de jabón en la bañera. En verano te puedes atrever a hacerlo porque en la bañera se está tan a gustito con el intenso calor y te puedes quedar hasta que te quedas hecho una pasita. Tenemos la suerte de haber heredado una bañera con un tamaño más que razonable para hacerlo.

Las pompas de jabón son fascinantes y para mi hija, como para todos los niños, tienen una magia y encanto especial. En la bañera se aúna la diversión de jugar con ellas y la de no preocuparse con lo que estás mojando porque todo queda en el húmedo recipiente. Y es que jugar sin juguetes siempre ha sido posible.

Si soplas despacito por el agujero del palito puedes hacer una pompa grandecita y si te lo montas bien y la cuidas un poco puedes jugar a que flote en el agua y se desparrame por su superficie. Puedes hacer muchas y que reboten correteando por el agua y juntándose en formas sugerentes: animales, cosas… Puedes cogerlas una con una mano y la otra con la otra mano y esperar que formen una más grande cuando unes las manos. Puedes soplar por los agujeros chiquititos del palito, si existe, y hacer decenas de pompas pequeñitas. Puedes intentar cogerlas y nunca habrá manos suficientes para atraparlas todas. Las pompas de jabón son todo un mundo de sorpresas para los peques.

Y luego lo de siempre que nos pasa a todos. Cuando se acaba el bote sólo te queda comprar otro porque por mucho que intentes replicar el tema de las pompas sólo con el Fairy y el agua obtendrás un fracaso absoluto.

Foto | Rafał Komorowski
En Peques y Más | Jugando sin juguetes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios