Otro de los asesinos de Sandra Palo sale a la calle después de ocho años de cometer un asesinato

Sigue a Peques y Más

Nos sentimos en el deber de comentar esta vergonzosa noticia sobre el brutal asesinato que se cometió con Sandra Palo y que fue llevado a cabo por menores a los que se aplicó la Ley del Menor. Por si alguien no lo recuerda, Sandra, murió asesinada el 17 de mayo de 2003, después de que los cuatro participantes del crimen, la metieran en un coche cuando esperaba el autobús, la llevaran hasta un descampado y allí la violaran y atropellaran en repetidas ocasiones, para terminar prendiéndole fuego cuando todavía le quedaba vida.

Aquellos que somos padres, podemos sentir una rabia y un dolor que aún así está lejos del que deben sentir los padres de esta niña. Y es que el último de los menores que participó en el asesinato de Sandra Palo ya está en la calle. Juan Ramón Manzano, alias Ramoncín, ha salido de prisión aunque parece que existen informes psicosociales que indican que es una persona egocéntrica, antisocial, psicópata y con un nivel alto de reincidencia.

Este asesino, fue condenado a ocho años de internamiento más otros cinco de libertad vigilada, junto a otros tres jóvenes, dos de ellos menores edad, por el brutal e inhumano crimen de Sandra.

Recordemos que el primero de los condenados en salir de prisión, fue el Rafita, en junio de 2010, cuando terminó el periodo de libertad vigilada a la que estuvo sometido durante tres años por este crimen y que desde entonces, ha sido detenido en múltiples ocasiones. Además, en mayo del 2011 quedó libre, el Ramón, otro de los menores condenados. Tan sólo queda en prisión, el Malaguita, que era el único mayor de edad, cuando cometió el asesinato de la joven. Lleva en la cárcel desde 2003 y pesan sobre él más de 60 años de prisión.

La sensación que se nos queda es de total injusticia y ausencia de protección a las victimas, que ante estos casos, al igual que en el de Marta del Castillo, parece que a quien se defiende es a los asesinos pareciendo existir una impunidad por la edad del delincuente. La cuestión es ¿qué tiene que suceder para que se empiece a aplicar justicia en este tipo de asesinatos?

Para España creo que es una vergüenza tener leyes como esta en las que menores, por el hecho de ser menores y ser condenados por asesinato, tienen la opción de ir a centros en los que se puede hacer, y lo copio del propio centro, taller de huerto, piscina, taller de Playstation y cocina personalizada.

Más información | Asociación Sandra Palo
Vídeo | La madre de Sandra Palo pide justicia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios