La DGT propone que los niños de hasta 18 kilos viajen en dispositivos homologados colocados en el sentido contrario a la marcha

Sigue a

Sillas de coche

El borrador de reforma del Reglamento General de Circulación incluye como propuesta que los niños que pesen menos de 18 kilos tendrían que viajar obligatoriamente en sillas de seguridad colocadas en el sentido contrario de la marcha.

Y es que, según un estudio elaborado por el RACE y Cybex, la colocación del niño en sentido contrario, disminuye hasta cinco veces las probabilidades de morir. Por ello la propuesta se basa en la disminución de hasta un 75 % del riesgo de lesiones en el menor, en caso de colisión.

La normativa actual no recoge por ley la orientación de los dispositivos de seguridad infantiles, únicamente queda explícitamente prohibido el uso de un dispositivo de retención orientado hacia atrás cuando se coloca en el asiento del pasajero sin haber desactivado el airbag frontal.

Como ya sabemos, es obligatorio que los peques viajen obligatoriamente en un dispositivo homologado y adaptado a talla / peso, hasta que midan 135 centímetros. A partir de esa medida pueden seguir utilizando la misma silla / elevador (hasta 150 centímetros), o asegurarse con cinturón para adultos.

¿Qué sillas serán válidas para viajar en el sentido contrario a la marcha?

Ahora bien, de prosperar una propuesta tan necesaria, la oferta de sillas de los grupos 0, 0 + y 1, deberá ampliarse en nuestro país, ya que el propio dispositivo debe permitir su colocación en sentido contrario a la marcha.

Esto ya ocurre en los primeros grupos, no así en el grupo 1 (hasta 18 kilos / aproximadamente 4 años), puesto que la mayor parte de los dispositivos existentes no son válidos para ser colocados de esta forma. Se debe tener en cuenta no sólo la seguridad de los peques, sino también su comodidad (tener espacio suficiente delante de las piernas).

Parece ser que sólo un 10 % de los sistemas de retención infantil del grupo I (hasta 18 kilos) pueden colocarse en sentido inverso, y en la actualidad comprar uno de ellos resulta carísimo. Este último punto no es tan importante porque desde luego es una buena inversión que dura unos tres años, aunque obviamente, no todos se lo podrían permitir (nuestros compañeros de Bebés y Más, nos cuentan que la Cybex Syrona 2013 cuesta 550 euros, y para poneros otro ejemplo la BeSafe Izi Combi ronda los 511 euros).

Yo en estos momentos tengo claro (y sobre todo después de la pregunta de una comentarista en este post del verano pasado) que viajar en el sentido contrario, mientras son muy pequeños, es mucho más seguro, sea o no obligado.

La recomendación sería por lo tanto, si vais a ser padres de nuevo, o tenéis un bebé muy pequeño por casa, que empecéis a plantearos la compra de una silla de estas características.

La reforma del Reglamento de Circulación propuesto por la DGT, también incluiría la prohibición de que los niños que midan menos de 135 centímetros, ocupen el asiento delantero, algo que en la actualidad es posible si se utilizan dispositivos homologados.

Por nuestra parte estaremos pendientes para ver si prosperan estas propuestas en el nuevo Reglamento de Circulación

ACTUALIZACIÓN: quiero aclarar que la propuesta de la DGT en el borrador de Reforma, explicita que, en cualquier caso, los niños no deberán superar la edad de cuatro años. Es decir el cálculo del peso sitúa en esa edad el momento en el que alcanzan 18 kilos, pero la obligatoriedad se limitaría a que el pequeño no supere la edad prevista.

Imagen | viralbus
Vía | Europa Press
En Peques y Más | Es hora de conocer errores cometidos en la instalación de sillas infantiles, para así aumentar la seguridad de los niño

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios