Es necesaria la formación de las familias ante la ingesta de productos tóxicos por parte de los niños

Sigue a

producto-toxico.jpg

Un estudio elaborado por un equipo de profesionales del Hospital San Joan de Déu (Esplugues de Llobregat / Barcelona) resulta muy revelador ya que afirma que una de cada dos familias actúa inadecuadamente cuando los niños ingieren productos cáusticos como lejía o lavavajillas. Es muy necesario que las familias reciban formación en este sentido.

Los resultados también ponen de manifiesto que un porcentaje significativo de los niños que han ingerido una sustancia de este tipo, tienen menos de cinco años, y la mayoría tienen entorno a dos años, momento en que ya caminan pero todavía no son capaces de reconocer las situaciones de riesgo.

La experiencia de muchos de nosotros también nos indica en ocasiones, niños más grandecitos pueden llegar a tragar productos tóxicos, sobre todo cuando se encuentran depositados en un envase que no es el original. A mi juicio la educación sobre las posibles consecuencias de la ingesta puede ser útil a partir de los siete años, cuando son capaces no sólo de entender la información prestada, sino también de actuar en consecuencia, pero obviamente la prevención es sólo tarea de los padres, y una correcta actuación en situaciones de urgencia también, por lo tanto es una responsabilidad que nos compete.

Los responsables de este estudio consideran que, a la vista de los resultados, es necesario mejorar la educación sanitaria de las familias para que adopten medidas que eviten estos accidentes ya que, por ejemplo en un 15 % de los casos de intoxicación, el producto ingerido había sido sacado de su envase original y almacenado en otro recipiente.

En el análisis del comportamiento de la familia, se manifiesta que en la mitad de los casos los padres inducen el vómito a sus hijos o les administran agua o leche. Estas prácticas están contraindicadas pues pueden dar lugar a la aparición de lesiones digestivas, por ello es tan importante potenciar la formación a las familias

Tal y como nos contó Marcos hace unas semanas, los médicos de este Hospital aconsejan a las familias que tengan la sospecha de la ingestión de un producto doméstico por parte de los niños que:

-No les ofrezcan comida ni bebida

-No intenten provocar el vómito

-Llamen al teléfono de información toxicológica (915620420) dónde podrán informarles si la substancia es realmente tóxica y les indicaran si deben llevar al niño a un servicio médico.

-En los casos en los que sea necesario trasladar al pequeño al servicio de urgencias, deberan llevar el envase original de la sustancia ingerida, y (en caso de cambio de envase), el contenedor en dónde se encontraba almacenada.

Esperamos haber contribuido a mejorar vuestra información sobr este tema.

Imagen | withassociates
Fuente | Hospital Sant Joan de Déu, Hospital Materno-Infantil / Universidad de Barcelona
En Peques y Más | ¿Qué debemos hacer en caso de intoxicación de nuestros hijos?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario