Dos años después del terremoto, la situación de los niños en Haití va mejorando poco a poco

Sigue a Peques y Más

nina-haitiana.jpg

Desde Haití llegan noticias esperanzadoras, pues parece que dos años después del terrible terremoto que asoló parte del país, la situación de los niños va mejorando lentamente, aunque aún persisten retos cruciales.

Esto es lo que se deduce de un informe presentado por UNICEF, según el cual “hay claras evidencias de mejoras y progreso para la infancia, particularmente en las áreas de educación, salud, nutrición y protección infantil”.

Por ejemplo, si hablamos de educación, ahora sabemos que más de 750.000 niños han podido volver a la escuela, y de ellos 80.000 asisten a clase en 193 colegios seguros y resistentes a seísmos construidos por la organización.

Pero los niños también necesitan el juego para completar su desarrollo, por eso se han habilitado 520 espacios “amigos de la infancia” en Haití. Y en lo tocante a la salud más de 15.000 niños con desnutrición han recibido asistencia vital en 314 programas de alimentación terapéutica que apoya UNICEF, y también es un hecho destacable el hecho de que 95 comunidades rurales hayan emprendido nuevos programas de mejora del saneamiento.

El informe señala que la mayoría de los 4.316.000 niños menores de 18 años aún tienen opciones limitadas para su supervivencia, desarrollo y protección. Aunque han iniciado 2012 con un nuevo gobierno largamente esperado y un presupuesto nacional, la infancia está afectada por los variados retos que persisten para un país en el que las cicatrices del desastre aún son visibles en las infraestructuras, las instituciones y los sistemas sociales

En el área de protección infantil, un gran paso ha sido que el gobierno de Haití ha reforzado su marco legal para los niños que viven en instituciones. Ahora se ha lanzado el primer Directorio de Centros Residenciales de Asistencia; hasta el momento han sido evaluados más de la mitad de los 650 centros del país; y han sido inscritos más de 13.400 niños, de los 50.000 que se calcula que viven en centros residenciales.

El gobierno también ha firmado el Convenio de la Haya sobre Adopción Internacional, que protege los derechos de los niños, sus padres biológicos, y los padres adoptivos, estableciendo unos estándares básicos para las adopciones.

“Hay evidencias de pequeñas victorias en todas partes, aunque permanecen serias lagunas y deficiencias en las estructuras básicas de gobierno de Haití,” ha dicho Françoise Gruloos-Ackermans, representante de UNICEF en Haití. “No nos equivoquemos: el país sigue en una situación frágil, acosado por la pobreza crónica y el subdesarrollo. Sus débiles instituciones dejan a los niños vulnerables ante cambios bruscos y el impacto del desastre”

UNICEF sostiene que mantener a los niños a salvo, saludables y aprendiendo es un objetivo común y compartido por padres, profesores, entidades públicas y privadas, organizaciones religiosas, el nuevo gobierno y otros, en toda la nación. Una amplia gama de aliados trabajan juntos para innovar, resolver problemas y generar el impulso que lleve a un futuro sostenible para los niños de Haití.

Imagen | UNICEF
Fuente | UNICEF

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario