Atención familias: campaña de la DGT para garantizar la seguridad en el transporte escolar

Síguenos

Transporte escolar

Tráfico ha puesto en marcha una nueva campaña de vigilancia de transporte escolar que se mantendrá durante esta semana. Según datos del Observatorio de Transporte de pasajeros por Carretera los autobuses escolares desplazan más de 280 millones de pasajeros anualmente, y teniendo en cuenta esta cifra, creo que la campaña está más justificada (aunque me parece que resultará insuficiente).

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán las inspecciones, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos son los correctos para la prestación del servicio; que las condiciones técnicas y los elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, y que el conductor cumple con los requisitos especiales en cuanto a carnet de conducir o tiempos de conducción y descanso.

Cuando uno se entera de que medio millón de alumnos utilizan a diario un autobús escolar para ir y volver del colegio y aproximadamente 17.000 autobuses (40% de toda la flota privada de autobuses) circulan realizando rutas de transporte escolar; no puede evitar sentir cierto desasosiego al imaginar a todos esos niños desplazándose cada jornada escolar, sin que muchos padres sepan ni siquiera si los vehículos están dotados de las medidas necesarias de seguridad.

Sin embargo las cifras de siniestralidad anuales reflejan que el transporte escolar es un sector seguro, puesto que el año pasado no se produjo ninguna víctima mortal en los 44 accidentes con víctimas ocurridos, en los que resultaron una herida grave y 50 heridas leves

Los accidentes en autobuses escolares

Las principales causas de accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos son la velocidad inadecuada y las distracciones. Además, está comprobado que a 50 km/h, las posibilidades de que un niño sobreviva sin ninguna medida de seguridad es prácticamente nula y que ni siquiera a poca velocidad se garantiza su supervivencia.

El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos. En muchos casos, son atropellos causados por distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres

Y ¿qué hay de los dispositivos de seguridad?

Durante las inspecciones, se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autocares que lo lleven instalado. La Directiva Comunitaria, transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico, establece que desde octubre de 2007, se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención.

Pese a esta normativa, sólo dos de cada cinco autocares que realizan transporte escolar (38%) llevan instalados cinturones de seguridad, según la Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros (Asintra). Dos de cada cinco… no es un dato muy esperanzador ¿verdad?

Desde Tráfico se recuerda que el cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto corto o largo, urbano o interurbano y que en el autobús escolar su uso es vida. Un menor sin ningún tipo de retención multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales y nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo.

Respecto a otros dispositivos de seguridad, a partir de 2013, todos los camiones y autobuses nuevos de la Unión Europea deberán contar con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión (¡ah! pero ¿es que aún no disponían de este sistema?).

La seguridad del transporte escolar es responsabilidad de todos

Como la seguridad vial afecta a todas las personas bien por ser conductores, pasajeros o peatones y todos podemos de alguna forma contribuir a reducir la accidentalidad en este tipo de transporte, la DGT recomienda:

  • A las empresas del sector:

1.-La renovación del parque de autobuses, lo que implicará la puesta en servicio de vehículos nuevos que equipen los últimos avances tecnológicos en seguridad pasiva.

2.-Deben recordar a los pasajeros la importancia de utilizar el cinturón cuando el vehículo disponga de ellos.

3.-Desarrollar un protocolo de seguridad, que informe a los pasajeros sobre cómo comportarse en caso de accidente.

4.- Proyección antes o durante el trayecto de consejos de seguridad en formato audiovisual. El trayecto de casa al colegio o viceversa es un buen momento para ofrecer a los niños clases de educación vial.

Creo que estas recomendaciones deberían ser tomadas como si fueran vinculantes, y en este sector debería existir una conciencia del riesgo que superara a los beneficios económicos de la empresa.

  • A los usuarios:

5.- Siempre que sea posible deben escoger autocares que incorporen cinturones de seguridad.

6.- Mantenerse en sus asientos, no distraer al conductor y no empujar a otros niños a la hora de subir o bajar del autocar.

  • A los padres:

7.-Las asociaciones de padres deben comprobar la seguridad de los autocares de transporte escolar. Según una encuesta realizada por el Programa de Responsabilidad Corporativa de Audi Attitudes en 2009, el 23% de los padres encuestados desconocían si el autobús donde viajaban sus hijos llevaba o no cinturón de seguridad.

8.-Solicitar al centro la contratación de autocares con cinturones.

9.-Comprobar que un monitor acompaña a los niños/as durante el trayecto.

A fin de concienciar sobre la conveniencia de dejar los vehículos privados en estos desplazamientos para un uso subsidiario, la DGT incluyó en el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020, promover el camino escolar seguro. Con esta medida se seleccionaran itinerarios básicos de ida y vuelta al colegio de modo que los desplazamientos de los escolares se pudieran realizar de forma segura a pie, bicicleta o transporte público, dejando el vehículo privado para un uso subsidiario en este tipo de desplazamientos.

Es muy importante que los padres sepamos defender nuestros intereses, por eso durante estos días escucharemos cuñas en radio solicitándonos que nos informemos de si el autobús escolar en el que viajan nuestros niños dispone de dispositivo de retención infantil o cinturón y de si estos lo llevan adecuadamente abrochado. Nuestra responsabilidad debe continuar a lo largo del año, incluso si los peques no van al cole en autocar, porque todos sabemos que cuando hay excursiones o salidas si que utilizan este medio de transporte.

Imagen | woodleywonderworks
Fuente | DGT
En Peques y Más | ¿Es seguro el transporte escolar que utilizan nuestros hijos?, La seguridad en las excursiones escolares

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario