Ron Fugelseth envía al espacio, en un viaje de ida y vuelta, el tren de juguete de su hijo

Síguenos

Ron Fugelseth es el creador un vídeo viral A toy train in space (un tren de juguete en el espacio) en el que se puede ver cómo construye un artefacto volador para enviar, y volver de vuelta a la Tierra, uno de los juguetes favoritos de su hijo al espacio. Ron, además de un padre fantástico, es director creativo en la empresa Oxygen Productions y es un experto en el uso de Adobe. Además, dice en su perfil de Twitter que le encantan las siestas.

El 24 de agosto de 2012, unas semanas antes de que Félix Baumgartner enviará su cuerpo a saltar al vacío, Ron envió a Stanley, el tren favorito de su peque, al espacio en un globo con una cámara HD y un viejo teléfono equipado con GPS para facilitar la localización cuando el artefacto volviera a la Tierra. Obviamente el trabajo más bonito de Ron, y que siempre recordará y conservará su peque, es el de la edición del vídeo grabado por la cámara en el que se puede ver, en menos de dos minutos, el recorrido de Stanley desde el despegue hasta el aterrizaje. Uno de los atractivos del vídeo es la animación que ha creado para la cara de Stanley que expresa un montón de sentimientos con los ojos y la boca además de esa carita redonda tan feliz.

Ron está consiguiendo que sus vídeos se vean mucho por Youtube, y es que además de una producción excelente, su peque es un gran actor y participa ese Stanley animado lleno de sentimiento. El padre además dice que su hijo no se separa de su juguete y así se puede ver, en este otro vídeo, con una grabación que resume cinco meses de relación entre ambos.

Revisando más información sobre Ron y su proyecto me encuentro una imagen que explica que hay una línea que pasa por Félix Baumgartner y Stanley y termina en un campo de maíz. Como se puede ver en la imagen que subió Ron en su cuenta de Twitter, Stanley estaba tremendamente atento y expectante a ver la hazaña de Félix aunque él, además de que ya la había realizado, no tan alto y sin récords en realidad, esperaba que aterrizara, feliz, en un campo de maíz.

Nos ilusiona y llena de esperanza que haya padres tan encantadores con sus hijos y tan audaces en sus propuestas. Desconozco los riesgos de que se envíen al espacio este tipo de artefactos o cómo se puede hacer para que muchas familias repitan las experiencias. La verdad es que es una forma de hacer afición por la Astronomía de lo más apasionante y entretenida.

Vía | Señorita Puri
Más información | RonFugelseth

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario