Moebius y Giardino son un buen comienzo para leer cómics con los peques

Sigue a

Giardino

El verano puede ser un buen momento para acercarse a nuevos retos de lectura para los peques. He tenido la suerte este año de encontrar en el kiosco de prensa y otros cachivaches que se venden en ellos, unas obras editadas por el diario El País hace ya algunos años. Se trata de Rapsodia Húngara de Vittorio Giardino (en la imagen de más arriba) y El garaje hermético de Moebius (en la imagen de más abajo).

Vittorio Giardino es un autor que dejó en 1979 su profesión de ingeniero electrónico para dedicarse al cómic. A mi me encanta su obra, aparecida en el año 1994 Las aventuras de Jonas Fink, que relata las aventuras de Jonas Fink repasando la infancia, la adolescencia y la juventud de un joven judío en la Praga comunista de los años 50. Y es que después de que su padre fuera arrestado, acusado de actividades subversivas contra el estado y declarado enemigo del pueblo, él y su madre, debido a su pertenencia a la clase burguesa y sus orígenes hebreos, sufren todo tipo de dificultades provocadas por el régimen político dominante.

Es un cómic para niños con edades superiores a los 10 años. Está ambientado en Praga y es fascinante. El que adquirí este verano de Rapsodia Húngara presenta a Max Fridman (también en la imagen de más arriba). Fridman es un espía francés retirado en Suiza y es asignado a una misión en 1938 en Budapest. En el cómic hay muchas referencias a España y su guerra civil, a Alemania y a la Unión Soviética de la época. Vittorio Giardino es italiano, nacido en 1946 y es un gran autor muy recomendable. Me tengo que buscar la obra ¡No pasarán! otra de sus obras más premiadas y aclamadas por la crítica internacional.

Moebius

Y ahora viene Jean Giraud, recientemente fallecido que utiliza el seudónimo de Moebius. De este autor me compré El Garaje Hermético y en casa lo revisamos completamente fascinados por sus imágenes creadas en 1976 por este impresionante autor y dibujante. Moebius empezó dibujando áridos westerns en 1963 con el Teniente Blueberry. Tuvo la capacidad de reinventarse, qué maravilla, creando El garaje hermético, Arzach o Venecia celeste. Además se alió con Alejandro Jodorowsky para dibujar El Incal que dicen que es uno de los principales referentes de la ciencia ficción contemporánea y que también habrá que buscar.

Las imágenes que aparecen en El Garage Hermético, en la edición editada por El País están en blanco y negro, son fascinantes. Más abajo dejo un enlace a una galería que he encontrado en Flickr con imágenes del cómic en color. Me atrevo a decir la influencia de El Garaje Hermético está en multitud de películas de ciencia ficción. Se pueden reconocer escenas y personajes de La Guerra de las Galaxias, Blade Runner y por supuesto Alien. Un autor muy recomendable y una obra muy sencilla, aunque la historia es imposible de entender. Al parecer la obra se publicaba en una revista francesa, Métal Hurlant, con cierta periodicidad y con dos, tres o cuatro páginas de tamaño. Moebius se sintió totalmente libre para hacer lo que quisiera y creó un mundo alucinante, imaginativo y totalmente novedoso. Además me encantan los nombres de los personajes: Jerry Cornelius, Mayor Grubert, Ingeniero Barnier, el Arquero, el robot Star McHara, etc. y el lenguaje que aplica en la obra con matices espaciales y alucinantes como por ejemplo, la nave cablera que tiene un protagonismo absoluto en la obra.

Así que recomiendo acercaros a una tienda de libros, sección de cómics y preguntar por Moebius o Vittorio Giardino y alguna de estas obras. Me parece que a los niños que empiezan a acercarse a la adolescencia les puede fascinar este universo creativo lleno de imaginación, pasión, esfuerzo y belleza. Cómics eternos.

En Peques y Más | Los 1.001 cómics que hay que leer antes de morir
Más información | En Flickr hay un álbum de imágenes del Garage Hermético fascinante
Más información | El País
Imagen | Gianfranco Goria, uzaigaijin

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario