Cómo impactará el uso de la tecnología en la velocidad de lectura de los nativos digitales

Síguenos

Kid reading

Cuando éramos pequeños los niños de mi generación teníamos el número de contenidos para enriquecer nuestro cerebro muy limitado y aún así era tremendamente más elevado que los de la generación anterior. Esa tendencia se mantiene, probablemente, desde la llegada de la revolución industrial y cada etapa infantil tiene un número de estímulos mucho más amplio y variado que el de sus antecesores.

En un artículo leído recientemente en Microsiervos se indicaba que parece que, a los padres actuales, nos pasa que nos acostumbramos a buscar información pasando la vista rápidamente por las líneas de un texto y nos quedamos con palabras clave o conceptos específicos sobre lo que necesitamos saber y finalmente recordaremos. Aunque en el artículo no se menciona nada me imagino que para los niños actuales estas cosas tienen que estar pasando ya y nuestros hijos son capaces de ver la televisión, atender al ordenador y leer libros físicos o en tabletas. Así que su capacidad para estimular su cerebro creo que supera a la que teníamos nosotros a su edad y por supuesto les condicionará en el futuro porque leerán de una forma parecida, filtrando conceptos, buscando el contenido que aporta y pasando a otra cosa rápidamente.

Así que las lecturas que nosotros nos hacíamos de pequeños a falta de nada mejor nuestros hijos probablemente no las harán y las realizarán de forma interrumpida en el tiempo mientras hacen varias cosas a la vez.

Además las obras para niños que se realizan en la actualidad forman parte de un transmedia que hacen que la lectura sea una parte más y no la más importante. En mi época te podías leer una novela, de aventuras por supuesto, y luego descubrías que además, había una película sobre ello (típicamente de las que ponían los sábados a medio día en televisión española).

Así que nuestros hijos están configurando su esquema mental para hacer varias cosas a la vez, tener capacidad para seguir una historia en páginas escritas, en ordenadores o consolas con videojuegos, en tabletas con libros interactivos, en cine con películas en 3D, etc.

La lectura para los nativos digitales no será como la nuestra, tranquila, reposada, serena, junto a la ventana, calentitos en invierno, o en la piscina o la terraza en verano. Me parece que todo será muy diferente y que ellos van a leer y disfrutar del placer de la lectura de otra forma.

Y los autores que sean capaces de responder a esa necesidad de leer, entretenerse y disfrutar van a triunfar, y de hecho ya lo están haciendo.

Imagen | Alec Couros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios