Sigue a

articulo.jpg

Hace unos días una mamá del cole me comentó que había visto por la tele unos muñecos de bebés muy reales, vamos que casi podían dar el pego. La curiosidad me obligó a buscar en la red y di con una página que me resultó muy interesante, donde pude comprobar que, efectivamente, estos muñecos parecen auténticos.

Aunque si bien es cierto llaman muchísimo la atención, también requieren de un cuidado muy específico y no son nada recomendables para niños menores de nueve años, dado que el precio es elevado y son de gran delicadeza. Como un bebé de verdad.

En la página en cuestión explica que crear bebés reborn es un arte que tiene tan solo 17 años, siendo más concido en Estados Unidos que en Europa, con lo que aún para muchas personas sigue siendo una novedad. Pero lo que si es cierto es que la realización de estos muñecos requiere de muchísimo tiempo y, desde mi punto de vista, un don especial.

Como siempre me pasa con este tipo de páginas, lo primero que hago es visitar las fotos, y es ahí donde te das cuenta del trabajo tan impresionante de estos artistas. Claro, no me extraña que los niños quieran uno, porque jugar a los papás con un muñeco de estas características debe gustar a cualquiera. Quizá incluso a los hemanos mayorcitos les vendría bien tener uno para saber como tratar a su hermanito.

Indagando por la red he descubierto que en algunos centros para mayores se utilizan a modo de terapia, aunque a mí me resulta un poco extraño pensar que un objeto inanimado, como son estos muñecos, puedan ser parte de cualquier tipo de terapia, pero como siempre digo, si es bueno para la persona no hay que negativizarlo. Algunos incluso tiene un sistema mecánico dentro que imitan la respiración del niño, haciéndolo, si cabe, más real todavía.

Más información | Sugar baby reborn

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario