Sigue a Peques y Más

Esta mañana he visto que por Twitter se movía el enlace del artículo publicado en Peques y Más hace un tiempo sobre que ya había habido un LEGO por la estratosfera. Y es que, y para recordar, se trataba de que un muñeco de Lego se elevó durante 100 minutos hasta los 24 kilómetros. El coste total del proyecto fue de 400 dólares (menos de 380 euros) en la que la mayor parte se la llevó el globo y sobre todo el helio que metieron en el globo para ascender. El proyecto de Félix Baumgartner, patrocinado por una bebida energética que vendió 4.500 millones de latas en el año 2011, dicen que ha costado entre 25 y 50 millones de euros lo que hace el trabajo de los chavales Mathew Ho y Asad Muhammad que comentábamos, como un éxito con su artefacto volador.

En todo caso no le quiero quitar ningún mérito a Félix Baumgartner, que me parece que nos dejó alucinados a todos cuando se lanzó desde los 39.045 metros asomándose a la plataforma de lanzamiento de la cápsula que lo llevó hasta allí y de su extraordinaria velocidad en caída libre, con un máximo de 1.342,8 km/h (Mach 1,24).

Toda esta historia para presentar que otra vez las figuras de Lego se han superado y han reproducido, a una escala un poco más pequeña aunque llena de atractivos, ese salto de Félix Baumgartner.

El vídeo es de lo más entretenido en sus casi dos minutos de duración y todo está perfectamente programado para que no falle nada. De la misma forma que le pasó al proyecto Stratos, que a falta de confirmación oficial, ha batido tres récords del mundo y que todo el planeta pudo ver a través de plataformas como YouTube en la que se concentraron hasta 9 millones de espectadores. Por ahora ese vídeo de Lego lleva 500.000 reproducciones aunque llegará más alto muy pronto.

Más información | Microsiervos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario