Jugar con barro en el recreo es lo más

Sigue a

Un niño juega con cosas de barro.

Que levante la mano aquel que sus hijos no jueguen con barro en los recreos. Los días que llueve, mis sobrinos están deseando que no lo haga durante el recreo para aprovechar y poder jugar con el barro. Hacen bolitas, “esculturas”, churros… De hecho, la pequeña hace todo un menú de restaurante usando la arena del patio.

Aunque sus madres luego se enfadan porque llegan llenos de barro “hasta las orejas”, es bueno que los peques se entretengan jugando con la tierra mojada. Haciendo figuras de barro mejoran su psicomotricidad, desarrollan su imaginación y utilizan sus dedos de una manera que en clase no lo hacen a no ser que utilicen la plastilina a diario.

Eso sí, aunque la figurita de barro se queda en el patio las manchas se vienen a casa con ellos para que las limpien las mamás o los papás…

Imagen | Carlos Adampol

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario