En casa, el regalo de las navidades ha sido el Just Dance 4 para la Wii

Sigue a Peques y Más

Just Dance

Desde el mes de octubre de 2012 creo que la peque en casa empezó a descubrir y a enseñarnos vídeos y contenidos de Just Dance en Internet. El éxito de canciones como Moves like Jagger de Maroon 5, o el todopoderoso Gangman Style, cerca de la Navidad, hicieron que su madre y su padre tuviéramos que revisar qué videojuego era Just Dance que tenía un montón de contenido en YouTube y que además eran tan visitados (casi 1.000.000 el de la canción de PSY).

En la carta a los Reyes Magos, que se envió un mes antes del día de Reyes, apareció en un lugar destacado el Just Dance 4, ¿4? o sea que, ¿hay tres anteriores? Y sí, al parecer hay tres videojuegos que se publicaron anteriormente y de los que no tenía ni idea. Así que nos pusimos en casa manos a la obra para que los Reyes nos trajeran este videojuego en el que no sólo tú eres el mando, ¡es que tienes que bailar sin parar para conseguir puntos, romper bloqueos y afrontar nuevos retos!

Después del día de Reyes ya hemos practicado varias sesiones de baile y puedo decir que no me extraña que Just Dance 4 haya sido el videojuego más vendido para la Wii en España en diciembre 2012. Se trata de un entretenimiento para toda la familia increíble. En casa tenemos tres mandos y cuando se ponen los tres en movimiento el salón se convierte en un sitio de baile, un tanto especial porque una vez retirados todos los muebles cercanos, empieza la fiesta.

just dance

La peque va a su aire y además se avergüenza de cómo bailan sus padres (sí, está en esa época), la ropa cómoda es imprescindible para seguir el ritmo, los que bailamos lo hacemos con la mejor de las intenciones aunque cuesta una barbaridad alcanzar una estrella mientras la peque las recolecta a toda velocidad.

La experiencia de juego está muy bien lograda, ya teníamos un juego de baile, que incluía alfombra para reconocer los movimientos, aunque la sensación no está tan bien conseguida y desde luego en el Just Dance es divertidísimo bailar todos a la vez o hacer competiciones entre grupos.

Tengo que decir que el juego es agotador y que un par de canciones ¡de poco menos de cuatro minutos! te pueden dejar para el arrastre si intentas seguir el ritmo, los movimientos y sobre todo a los niños que estén compitiendo porque su capacidad es ilimitada, además aprenden a toda velocidad. El refugio y el consuelo para los mayores es que reconocemos algunas canciones viejunas, por ejemplo, el Never gonna give you up de Rick Astley que además reproduce hmate57 de una forma casi perfecta, y ante los peques no quedamos tan mal o al menos eso te crees. El de A-ha, Take on me, de la versión Just Dance 3, también lo podemos reproducir con dignidad y estoy seguro de que quizá algún día superará al original del precioso vídeo con el cómic de los años 80.

Recomiendo el Just Dance para vuestras casas con peques, especialmente a partir de los 8 años, cuando tienen capacidad de recordar canciones, melodías, coreografías y compiten en las clases. Y animo a los colegios a realizar competiciones de Just Dance porque es una forma magnífica de aprender, jugar, divertirse, competir y hacer que los niños se diviertan muchísimo. Y a los padres se nos caerá la baba mientras les vemos en sus progresos.

Más información | Just Dance
Imagen | Brad Ruggles

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario