Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Los pasos a seguir para organizar el cumpleaños de tu peque

Los pasos a seguir para organizar el cumpleaños de tu peque
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Hasta que mi hijo no cumplió los cuatro años, la verdad es que sus cumpleaños los celebrábamos siempre en familia, sacando a los postres una tarta con vistosas velas, que entre todos teníamos que ayudarle a soplar. Pero en cuanto empezó a ir al cole, también comenzó a recibir invitaciones para asistir a los cumpleaños de sus compañeros de clase.

En el colegio al que va mi hijo, los profesores no consentían en repartir invitaciones a los niños durante la clase, si no estaban todos invitados, por aquello de no hacer distinciones.

Así que, para que cupiesen todos, había que habilitar una habitación grande y espaciosa para la celebración del cumpleaños (aunque fuese vaciando el salón), o recurrir a esas salas sociales de las que cada día disponen más comunidades para sus reuniones o para hacer fiestas. En honor a la verdad, he de decir que solían venir menos de la mitad de la clase (aunque lo normal es que las mamás, y algún que otro papá, se quedase durante toda la fiesta para que el niño no se pusiese a llorar).

mariatepinta.png

Invitaciones

La primera vez, comentí la enorme equivocación de invitar a sus compañeros vía mail. Le pedí a una íntima amiga que me hiciera un dibujo muy gracioso que escanée y mandé por correo electrónico (también os los podéis bajar de Internet). ¡Craso error! A una semana vista, nadie me había confirmado aún su asistencia, así que tuve que imprimir el dibujito a multicopista en unas cartulinas cremas (la primera vez lo hice en cartulina naranja, por ser más colorida y alegre, y el dibujo no se veía nada), y meterlos en sobrecitos con los nombres y apellidos de cada uno de sus compañeros, para que el profesor les diera a todos las invitaciones, y les ayudará, incluso, a meterlas en sus carteras, para que no las perdieran.

No hay nada peor que organizar una fiesta preciosa, y que luego no venga nadie. Así que tuve que descolgar el teléfono e ir llamando, uno por uno, a todos los padres, para que me confirmasen si iban a poder traer a su hijo a la fiesta. Ahí fue cuando me di cuenta de lo complicada que es la vida de los organizadores de eventos.

magicludovic.png

Decoración

Una vez enviadas las invitaciones y controlado el tema de la localización, lo siguiente en lo que hay pensar es en la decoración del espacio elegido. Hay que procurar que todo quede muy vistoso sin gastar una fortuna. Para lograrlo, lo mejor es visitar las webs o los blogs especializados. Hay muchos y muy buenos, y aunque algunos estén escritos en otros idiomas, no importa, porque suelen ir ilustrados con preciosas fotos que transmiten mejor que muchas palabras. Os invito a echarle también una ojeada a la entrada Consejos para ahorrar en un cumpleaños infantil, y a la de Ocho mesas de fiesta para sorprender en el cumple de tu peque.

Es importante montar una mesa que presida toda la estancia, y hacia la cual se dirijan todas las miradas nada más entrar en ella. Podemos vestirla con prácticos manteles de plástico. Los hay de diferentes colores, y son de usar y tirar. Aunque también se pueden reciclar si antes de guardarlos los limpiamos con un paño húmedo, y luego los secamos bien para que no cojan malos olores.

dougklein.png

Tarta

A mi la experiencia me ha demostrado que lo que mejor quedan son las fiestas temáticas. A los chicos les rechifla Spiderman, los coches de la película Cars, los Angry Birds, los piratas, los dinosaurios. A las niñas las princesas, las sirenitas, y Minie Mouse por lo que, a partir de la decoración de la tarta, podemos ir pensando en el resto de la decoración para que todo vaya conjuntado y tenga coherencia.

Esas pastillas de chocolate recubiertas de caramelo de distintos colores, nos pueden dar mucho juego, ya que con ellas podremos dar forma a todo tipo de figuras como peces, arcoriris, la silueta con las orejas de Micky, etc. También podemos hacer una tarta y colocar en medio de ella una Barbie, o apostar por la famosa tarta de galletas con Cola-Cao de toda la vida, qué siempre tiene mucho éxito.

darcynorman.png

Merienda

Durante las fiestas infantiles, los niños suelen estar tan excitados y nerviosos, que cuesta horrores convencerles de que se sienten tranquilos a merendar. Hay quienes les habilitan una mesa larga, tipo presidencial, rodeada de sillitas, para que se puedan sentar todos alrededor de ella. Pero lo normal es que acaben tirando la bebida, y que sólo se coman los gusanitos, las patatas y las palomitas. En el fondo, no me extraña, ya que están buenísimos, resultan fáciles de comer, y cómodos de servir. Así que si queréis que vuestra fiesta sea todo un éxito, ¡qué no falten nunca los gusanitos!

Juegos

Antes de merendar, lo normal es que los niños jueguen y se desfoguen. Pero cuando son todavía muy pequeños, por ejemplo de 3 y 4 años, necesitarán que les ayudemos a integrarse, y dirijamos sus juegos. En otras entradas os iremos explicando los juegos más adecuados que podéis poner en práctica en función de las edades (Los siete mejores juegos para tu fiesta con niños de 1 a 3 años, Los siete mejores juegos para tu fiesta con niños de 4 a 6 años), así que os remito a ellos para no repetirme.

jimpennucci.png

Photocall

Otra cosa que da mucho juego es hacer un photocall. Escribe en el ordenador el nombre del homenajeado con distintos tipos de letra, en diferentes colores y lo más grande que puedas. Luego, une los A4 por detrás, con una cinta de embalar transparente, y cuando ya los tengas todos unidos formando una cuadrícula o un damero, pegas el rectángulo obtenido en un hule blanco que puedes comprar en el chino que tengas más cerca por metros.

Y ya que vas, aprovecha también para comprar chisteras decoradas con purpurina, boas de plumas de distintos colores. Pinta bigotes en una cartulina, recórtalos y luego pégalos a pajitas para que los niños los puedan coger y ponérselos delante de la cara. A continuación forra marcos de diferentes tamaños con papel de plata y, coloca a los niños por tandas para poder hacerles fotos. Seguro que les divierte más, y se prestan con más alegría a que les hagan fotos.

lotis-1.jpg

Chuches

Al terminar la fiesta, de un tiempo a esta parte se acostumbra a regalar a los niños una bolsita de chuches para que se lleven a casa. Las venden ya confeccionadas, pero también se pueden personalizar en función de nuestros gustos particulares metiendo, por ejemplo, más juguetitos o menos chuches, o chuches más vistosas y bonitas de autor.

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos que tocar el tema de los regalitos. En algunos colegios, los padres se ponen todos de acuerdo para hacer un regalo en común al homenajeado.

Lo cierto es que cuando se invita a toda la clase, el niño recibe demasiados regalos. Durante el momento de recibirlos, lo que más le excita es el abrirlos, pero luego los aparta a un lado para abrir el siguiente paquete. Yo lo que hago cuando recibe muchos regalos es guardárselos en un armario donde no los vea, e írselos dosificando, poco a poco.

Cuando son pequeños, salvo que el regalo les haya hecho mucha ilusión, no suelen recordarlo. Así que los podemos "reciclar" para Papá Noel, los Reyes Magos, o para premiarle cuando se ha portado bien.

Más información | Risi Fiestas Gusanitos

Fotos | @quidproquoq, @Mariatepinta, @DarcyNorman, @JimPennucci, @DougKlein, @Jepoycamboy, @MagicLudovic

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos