Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Consejos para ahorrar en un cumpleaños infantil

Consejos para ahorrar en un cumpleaños infantil
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

A la hora de organizar un cumpleaños infantil lo primero y principal es tener en cuenta la edad que tiene el niño. Cuando lo niños todavía no van al cole, lo normal suele ser celebrar estas fiestas en familia con los abuelos y los primitos con una comida familiar, sacando a los postres una tarta con una vela muy vistosa que el niño pueda soplar, pues eso será lo que más ilusión le haga.

Si sois muchos de familia, como me ocurre a mi, pues entonces no queda más remedio que dividir la celebración en dos tandas: comida para los mayores, y luego una merienda infantil a partir de las 17,00 h a las que podéis invitar, además de a los primos, a los hijos de vuestros amigos más íntimos.

Al principio yo me pegaba unas palizas increíbles preparando pasteles, mini-pizza, mini hamburguesas, mini perritos calientes o cup-cakes, pero con el tiempo me di cuenta de que a los niños lo que de verdad les gusta son los snacks (gusanitos, patatas fritas, palomitas,etc.) que, además, son muy económicos ya que existen bolsas de 35 g por 00,35 céntimos y las grandes por 01,00 euro apróximadamente y, como mucho, un sandwich de jamón y queso, de salami o de paté. Así de simple, por lo que, para qué complicarse más.

Decorar con globos

Lo que sí que es muy importante es la decoración. Yo soy una fan total de los globos. Un material decorativo muy vistoso y aparente que en Estados Unidos se utiliza hasta en la campañas presidenciales y que, en España, todavía no se utiliza demasiado.

pulpo.jpg

Puedes comprar bolsas de globos de diferentes colores o combinar dos o tres colores que vayan bien entre ellos que, en mi opinión, queda todo más conjuntado y cuidado. Una vez que los has hinchado (en las tiendas especializadas en fiestas infantiles venden unas bombonas de helio que son estupendas para no quedarte sin aliento y con los labios entumecidos), lo mejor es atar al nudito un cordón largo de esos que nos hayan sobrado al empaquetar los regalos de las últimas Navidades.

De este modo, al soltarlos en una habitación, parecerá un bosque de hadas, y los niños podrán tirar de los cordones para acercarse los globos y jugar con ellos.

En estas mismas tiendas que os comentaba ofrecen también la posibilidad de hacer con los globos flores, pulpos, peces, espadas, etc. Lo cual puede darte un juego bárbaro si quieres organizar una fiesta temática, por ejemplo, una de piratas, o en el fondo del mar. Claro que, entonces, la cosa sube un montón (aproximadamente unos 300,00 euros).

Pero para quien no quiera o no pueda gastarse tanto, también venden cinco o seis globos atados de un peso, que se pueden colocar en uno de los rincones del salón, y que darán el toque de color y de fiesta a la ocasión.

deco.jpg

Tratándose de niños, olvídate de los manteles de hilo heredados de la abuela. Hay que ser prácticas, y aunque se traten de las primeras fiestas que organizas para tu hijo, lo mejor es optar por manteles de plástico, de esos de usar y tirar. Cómpralos haciendo juego con los platos, servilletas y vasos de plástico estampados con princesas, o con sus personajes de la tele preferidos. El que sean pequeños no significa que no sepan apreciar esos pequeños detalles de buen gusto.

Momento tarta

Últimamente se han puesto de moda esas tartas personalizadas que son pequeñas obras de arte que da una pena horrible partir. Lo peor es que, la mayoría de las veces, los niños ni las probarán. Así que es mejor implicarlos en la confección de su propia tarta de cumpleaños.

Las tartas de galletas con Cola-Cao de toda la vida siguen funcionando igual de bien que como cuando eramos pequeños y no existían todas estas sofisticaciones. En donde, en cambio, si podemos gastarnos más es en una vela chula.

cometas.jpg

Para beber, lo más sano es el agua o los zumos, mejor si son naturales y los sirves en una jarra de cristal transparente para poder disfrutar de sus maravillosos colores.

Cuando mi madre hacía fiestas en casa siempre solía hacer un arreglo vistoso y colorido, que la gente no solía tocar, para que la mesa nunca se quedase desnuda del todo. A mi me suele dar muy buen resultado un buen arreglo floral o llenar un jarrón redondo que compré en Leroy o en Ikea, ahora no recuerdo, con limones y naranjas abiertos por la mitad, y adornarlo con un gran lazo. Queda súper decorativo.

Las chuches, en vez de darlas al final de la fiesta, es mejor que ocupen un papel protagonista, presentándolas en funditas de plástico transparente (por higiene y para que se vean bien los colores).

Te puede quedar una fiesta de cumpleaños preciosa, y sin gastarte una fortuna. Ahora sí, tendrás que esforzarte poniendo en prácticas todos los conocimientos que adquiriste durante las clases de pretecnología.

Más información | Risi Fiestas Gusanitos

Fotos | @quidproquoq

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos