Remedios para el catarro

Síguenos

sickboy


No puedo llevar la cuenta de la cantidad de catarros y resfriados que han campado a sus anchas por mi casa en los últimos tiempos. Con tres niñas en la familia, dos en edad escolar, los virus están a la orden del día.

Me llama la atención la alegría con la que se siguen recomendando medicamentos entre los no profesionales, siempre que un niño tose fuera de casa hay alguien allí diciéndote que le compres “tal jarabe”. Aparte de lo grave que me parece que alguien sin conocimientos médicos te recomiende un medicamento, me parece igual de grave la ligereza con la que todo el mundo toma, y aconseja, medicamentos para este tipo de dolencias.

Incluso yo misma, que de vez en cuando también me contagio de los bichos que mis hijas comparten generosamente por la casa, tengo que escuchar a mi madre preguntarme qué me estoy tomando. Pues bien, yo no me tomo nada. Y no lo hago porque no hay nada que cure los catarros y resfriados .

Y es que tendemos a confundir los síntomas con la enfermedad, y no son lo mismo. Si consigues quitarte la fiebre, los mocos y la tos, no te has quitado el catarro, sólo has eliminado los síntomas, que no son más que la reacción del cuerpo contra el virus. La fiebre hace aumentar la cantidad de leucocitos, los mocos tratan de evitar que los virus sigan entrando y la tos mantiene limpias las vias respiratorias.

Tomar medicamentos para eliminar los síntomas hace que a nuestro cuerpo le resulte más difícil luchar contra el virus, y al final un catarro de tres días acaba durando veinte.
Si una de mis hijas lleva varios días resfriada, tiene mucha tos o no le baja la fiebre, acudo al médico, que si es necesario ya nos recetará el medicamento más adecuado.

Aparte de lo dicho, beber mucho líquido, comer si se tiene apetito, descansar y humedad en el ambiente ayudan al cuerpo a combatir los virus, aclaran las mucosidades y reducen la tos.

Más información | diagnostico.com
Imagen | Sugar Pond
En Peques y más | Está malito, ¿cómo le entretengo?, El sabor de las medicinas de nuestros niños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios