Las medidas más efectivas para prevenir infecciones respiratorias en la temporada fría

Sigue a

prevenir-infecciones-respiratorias-en-otono.jpg

Cuando el clima cambia, aumentan las posibilidades de que los niños contraigan enfermedades respiratorias, aunque el hecho de que vuelvan a compartir con otros muchos niños espacios relativamente pequeños, también influye en la transmisión de estas afecciones, de hecho ya habíamos visto por aquí que las hospitalizaciones por asma aumentan con el inicio de las clases.

Pero el regreso del frío no debe darnos miedo si sabemos tomar las precauciones necesarias, así que preparémonos para las inclemencias propias del otoño y el invierno (que digo yo, algún día reaparecerán las bajas temperaturas), y aprendamos a proteger la salud de nuestros hijos.

La contaminación o el frío están entre los factores que influyen en el empeoramiento (y quizás en el pronóstico) de las enfermedades respiratorias, aunque normalmente son causadas por virus

Los papás y las mamás podemos ayudar a reforzar las defensas de los peques, y también colaborar para que las vías respiratorias se encuentren en mejor estado, pero lo que no es posible conseguir es impedir la entrada de virus en el organismo. Tengamos en cuenta por otra parte que si el organismo se expone a un agente externo dañino, desarrolla anticuerpos y esto es bueno, pero claro, no es lo mismo enfermar con defensas bajas que con una buena inmunidad.

La alimentación es decisiva en la prevención de enfermedades, aunque es sólo una de las medidas a las que prestar atención.

Una buena alimentación para evitar infecciones respiratorias

Lo más recomendable para que los niños tengan más posibilidades de mantenerse sanos, es introducir en los hogares una dieta variada con presencia alta de verduras y frutas frescas, y especial atención a los cítricos. También se debe insistir en el consumo de líquidos como agua, zumos naturales o infusiones (hay infusiones no recomendadas para niños de determinadas edades, ante la duda, mejor consultar al pediatra).

Establecer pautas de higiene para prevenir contagios

Los niños deben lavarse siempre las manos cuando entren en casa, y hacerlo a conciencia (anverso + reverso, dedos, zona inter digital), que el hecho de que sea una parte del cuerpo pequeña no quiere decir que no les prestemos atención. Así eliminan gérmenes, residuos, y otros posibles agentes externos que llegan por contacto con los amigos.

Los niños también comparten juguetes que actuar como transmisores al ser tocados por muchas manos, así que los podemos lavar periódicamente, y especialmente después de haber tenido un niño enfermo. Y cuando uno de nuestros hijos haya contraído una enfermedad infecciosa, debemos procurar que no comparta utensilios de uso cotidiano con sus hermanos.

Cuidado con los ambientes

Con la llegada del frío muchas familias empiezan a utilizar la calefacción para mantener la casa a temperaturas que a veces recuerdan al verano, esto no es conveniente porque se impide que el organismo utilice sus mecanismos naturales de adaptación al frío. No digo que no sea necesario en ocasiones, pero vaya, que tampoco estamos en los países nórdicos.

Por otra parte las calefacciones resecan el ambiente y las vías respiratorias, y el cambio brusco de temperatura al llegar de la calle no resulta beneficioso. La ventilación diaria de los hogares es una buena medida para limpiar el aire.

Cuando de verdad hace frío, todos saldremos bien abrigados a la calle

Tal y como nos había anticipado Marcos en el post sobre la campaña de vacunación anti gripal, se recomienda evitar aglomeraciones y ambientes cargados, en especial lugares donde los niños puedan estar expuestos al humo del tabaco.

Hemos introducido algunas pautas para la prevención / evitación de enfermedades respiratorias en las épocas más frías del año, a sabiendas de que no siempre son suficientes. De los tratamientos quizás hablemos en otra ocasión.

Imagen | Sommer Poquette
En Peques y Más | El regreso de la alimentación otoñal para cuidar la salud de los niños, Cómo debemos actuar los padres ante la tos en los niños, La prevención y el tratamiento adecuado de la neumonía pueden evitar un millón de fallecimientos de niños al año

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario