La prevención y el tratamiento adecuado de la neumonía pueden evitar un millón de fallecimientos de niños al año

Sigue a Peques y Más

Niño enfermo neumonía

La neumonía es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo. Se calcula que mata cada año a unos 1,4 millones de niños menores de cinco años, lo que supone el 18% de todas las defunciones de niños menores de cinco años en todo el mundo.

Se trata un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Éstos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que — en las personas sanas — se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

Esta enfermedad afecta a niños — y a sus familias — de todo el mundo, pero su prevalencia es mayor en el África subsahariana y Asia meridional. Podrían estar protegidos mediante intervenciones sencillas y tratados con medicación y cuidados de costo bajo y tecnología sencilla.

Me gustaría hablaros un poco sobre los factores de riesgo en la aparición de episodios de neumonía. En primer lugar debemos saber los niños inmunodeprimidos presentan un mayor riesgo de contraer neumonía. El sistema inmunitario del niño puede debilitarse por malnutrición o desnutrición, sobre todo en lactantes no alimentados exclusivamente con leche materna.

Enfermedades previas y factores ambientales

La presencia previa de enfermedades como sarampión o infecciones de VIH asintomáticas también aumentan el riesgo de que un niño contraiga neumonía. Y los factores ambientales siguientes también aumentan la susceptibilidad de los niños a la neumonía:

  • La contaminación del aire interio ocasionada por el uso de biomasa (leña o excrementos) como combustible para cocinar o calentar el hogar
  • Vivir en hogares hacinados
  • Consumo de tabaco por los padres.
La mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección mediante sus defensas naturales

¿Cómo se transmite la neumonía?

La neumonía puede propagarse por diversas vías. Los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños, pueden infectar los pulmones al inhalarse. También pueden propagarse por vía aérea, en gotículas producidas en tosidos o estornudos.

Además, la neumonía puede propagarse por medio de la sangre, sobre todo en el parto y en el período inmediatamente posterior. Se necesita investigar más sobre los diversos agentes patógenos que causan la neumonía y sobre sus modos de transmisión, ya que esta información es fundamental para el tratamiento y la prevención de la enfermedad.

Esta enfermedad está causada por diversos agentes infecciosos: virus, bacterias y hongos

Prevenir para reducir la mortalidad infantil

Hay investigaciones que han determinado que la prevención y el tratamiento adecuado de la neumonía pueden evitar un millón de fallecimientos de niños al año. Únicamente mediante el tratamiento adecuado pueden evitarse 600.000 muertes al año.

La prevención de la neumonía infantil es un componente fundamental de toda estrategia para reducir la mortalidad infantil. La inmunización contra la Hib, neumococos, sarampión y tos ferina es la forma más eficaz de prevenir la neumonía.

Una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida; además de prevenir eficazmente la neumonía, reduce la duración de la enfermedad.

También puede reducirse el número de niños que contraen neumonía corrigiendo factores ambientales como la contaminación del aire interior y fomentando una higiene correcta en hogares hacinados.

Y una vez contraída la enfermedad, puede tratarse con antibióticos, los cuales suelen recetarse en centros de salud u hospitales, aunque la inmensa mayoría de los casos de neumonía infantil pueden tratarse eficazmente en el hogar. Se recomienda la hospitalización de los lactantes de dos meses o menos, así como de los casos muy graves.

Os dejo con las medidas propuestas por la OMS y el UNICEF, que recomiendan a través del Plan de Acción Mundial para la Prevención y control de la Neumonía. Se pretende acelerar el control de esta enfermedad a través de:

  • La protección de los niños promoviendo la lactancia natural exclusiva, el lavado de manos y la reducción de aire contaminado en interiores.
  • Tratamiento, procurando que todos los niños enfermos tengan atención sanitaria correcta, y reciban los antibióticos y el oxígeno necesario para respirar.

Imagen | CircaSassy
Fuente | OMS
En Peques y Más | Vicks y Save the children: juntos contra la neumonia en el proyecto Respira por una vida
En Bebés y Más | Tratar a los niños con neumonía en su casa es una medida efectiva según indica la OMS, El reto de acabar con las muertes evitables de los niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario