Campaña de prevención de la UICC ante el Día Internacional contra el Cáncer

Síguenos

uicc_page_1.jpg

Mañana es el Día Internacional contra el Cáncer, y la primera Organización no Gubernamental que a nivel mundial se dedica a la prevención y control global de esta enfermedad, se centra en una Campaña que pretende divulgar los hábitos de vida que proporcionan salud y pueden ayudar a prevenirlo.

Nos informan de que “aunque el cáncer no es una enfermedad infecciosa, hay un número de infecciones que pueden causan el cáncer directamente o incrementan el riesgo de cáncer”, es el caso de las hepatitis B y C, el virus del papiloma humano o la bacteria Helicobacter Pylori.

¿Qué herramientas tenemos los ciudadanos a nuestro alcance para conseguir protegernos de esta enfermedad que mata a más personas que el SIDA, la malaria y la tuberculosis juntos. Adoptar otros hábitos de vida en ocasiones es costoso porque puede requerir de cambios en nuestros estilos y – quizás – una mejor planificación de algunas actividades cotidianas. Sin embargo por nosotros mismos y por nuestros hijos vale la pena caminar hacia la salud.

Cada año más de 12,7 millones de personas son diagnosticadas de cáncer y 7,6 millones mueren a causa de la enfermedad, la incidencia anual si no se toman medidas de prevención. Pero es una buena noticia saber que de 30 a 40 % de los casos se pueden prevenir, y una tercera parte curarse mediante diagnóstico precoz y tratamiento

¿Qué podemos hacer para prevenir el cáncer?

-Evitar el consumo de tabaco o abandonar el hábito. También debemos alejarnos de la exposición pasiva al humo del tabaco.

-No consumir alcohol o beber con moderación. Limitar la ingesta de alcohol es una eficaz medida.

-Mantener una actividad física: la práctica regular de ejercicio físico reduce los riesgos de padecer cáncer de mama y de colon.

-Comer frutas y verduras: algunos estudios indican que cada porción diaria (80 a 100 gramos) de estos alimentos reduce el riesto de cáncer de boca, estómado y colon. Por otra parte debemos evitar las grasas saturadas, bebidas azucaradas, comidas muy saladas, y carnes rojas, procesadas o fritas.

-Menos es más: mantener un peso saludable también reduce el riesgo de contrae la enfermedad.

-Proteger nuestra piel (y la de los nuestros) ya que una exposición excesiva al sol o a fuentes artificiales de radiación ultravioleta son perjudiciales para la salud.

Y en lo tocante a las enfermedades infecciosas de las que hablábamos antes, también deberíamos ser cautelosos: las intervenciones como las vacunas, el tratamiento de infecciones y la concienciación y educación acerca de su salud personal pueden reducir en gran medida su exposición a factores de riesgo específicos.

Imagen | UICC
Vía | AECC
Fuente | UICC
En Peques y Más | 15 de febrero de 2011: día internacional de los niños con cáncer

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario