Brote de hepatitis A en Bermeo, con campaña de vacunación para prevenir

Sigue a Peques y Más

Brote Hepatitis

Ayer supimos que la Dirección Territorial de Salud de Bizkaia, había detectado desde octubre 13 casos de Hepatitis A que han afectado a 11 niños y dos adultos residentes en Bermeo.

Según informaciones de la Organización Mundial de la Salud, la hepatitis A es ‘una enfermedad hepática’ causada por el virus VHA, que se transmite cuando una persona no infectada (y no vacunada) come o bebe algo contaminado por heces de una persona infecta.

El virus también puede transmitirse por contacto físico estrecho con una persona infectada, pero no se propaga por contactos ocasionales

A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no causa hepatopatía crónica y rara vez es mortal, pero puede causar síntomas debilitantes y hepatitis fulminante (insuficiencia hepática aguda). Se presenta esporádicamente y en epidemias en el mundo entero, también tiende a reaparecer periódicamente.

El periodo de incubación de la hepatitis A suele ser de unos 14/28 días. Los síntomas de la hepatitis A tienen carácter moderado o grave y comprenden fiebre, malestar, pérdida de apetito, diarrea, náuseas, molestias abdominales, coloración oscura de la orina e ictericia. Los infectados no siempre presentan todos esos síntomas.

Los adultos desarrollan signos y síntomas con mayor frecuencia que los niños, y la gravedad de la enfermedad aumenta con la edad. Los menores de seis años infectados no suelen tener síntomas apreciables, y solo el 10% muestran ictericia. Entre los niños más mayores y los adultos la infección suele causar síntomas más graves, con ictericia en más del 70% de los casos.

La vacunación de control de brotes comunitarios es más eficaz en las comunidades pequeñas, cuando la campaña se inicia tempranamente y cuando se alcanza una alta cobertura en varios grupos de edad. Las actividades de vacunación deben complementarse con educación sanitaria tendente a mejorar el saneamiento, las prácticas de higiene y la inocuidad de los alimentos

Tal y como se recomienda en estos casos, las autoridades van a vacunar a 1500 niños de Bermeo (de entre uno y siete años), además se ha aconsejado extremar las medidas higiénicas a las personas del entorno familiar de los afectados. Se deben extremar la limpieza de baños, e insistir en el lavado de manos después de defecar y antes de comer.

No hay ningún tratamiento específico para la hepatitis A. Los síntomas pueden remitir lentamente, a lo largo de varias semanas o meses. El tratamiento persigue el bienestar y el equilibrio nutricional del paciente, incluida la rehidratación tras los vómitos y diarreas.

Además como prevención, la mejora del saneamiento, la inocuidad de los alimentos (en términos generales, que no en el caso de Bermeo) y la vacunación son las medidas más eficaces para combatir la hepatitis A.

Estoy segura de que los papás y mamás de Bermeo están muy preocupados, sin embargo una vez detectado el brote, la posición correcta es atender las informaciones de las autoridades, y estar seguros de que siendo una enfermedad que por lo general no reviste gravedad, es cuestión de tiempo.

Imagen | edenpicture
En Peques y Más | El lavado de manos es la primera línea de defensa frente a la propagación de enfermedades,

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario