Sigue a Peques y Más

Vuelta al cole

En casa no hablamos de la ‘vuelta al cole’ aunque los niños ya saben que quedan pocas semanas para que se reanuden las clases, y es que les hacemos partícipes – aunque sea indirectamente – de algunos de los preparativos.

Creo que un cambio tan notable requiere una buena planificación y (sobre todo) una adaptación progresiva a los horarios. Para los padres son días también de ajetreo porque tenemos que comprar ropa nueva para el otoño, revisar el material que falta y recoger los libros que hemos encargado.

Os presentamos los aspectos más importantes a tener en cuenta para hacer más llevadera (a todos) la vuelta al cole 2012:

Organizar el armario

1.- Revisar uniformes y hacer un listado de las prendas de roba que les harán falta. En dos meses los niños pueden haber crecido y necesitaréis saber ya si los uniformes les vienen bien, o si necesitan arreglos.

Muchos ya hemos adelantado las compras de equipamiento textil para la próxima temporada, la próxima subida del IVA nos ha obligado a ello. Aún tenéis tiempo de anticiparos al incremento de precio… hasta el día 31 de agosto, y recordad que puede que en cuestión de dos meses ya necesiten manga larga.

2.- Empezar el cole con buen pie, ya sabemos cómo escoger un buen calzado, ahora sólo queda buscarles zapatos y deportivas nuevos, que seguro que los necesitan.

Sobre los libros y ‘cómo administrar’ la compra de material escolar

3.- Si conseguimos retirar con tiempo los libros del establecimiento dónde los hemos encargado, podremos forrarlos sin prisas y que se mantengan en buen estado.

4.- ¿A que en julio guardasteis bien ordenados los materiales que sobraron del curso pasado?, pues ahora es el momento de sacarlos y comprobar qué tenemos y qué nos hace falta. Así evitaremos viajes innecesarios a la papelería.

Para estas adquisiciones también aprovecharemos los días que quedan hasta el uno de septiembre, a fin de evitar en la medida de lo posible el incremento de precio

5.- La mochila: si está estropeada y no es posible repararla vamos a necesitar una nueva. Quizás vuestro presupuesto sea limitado, en este caso el niño deberá saber que llevará al cole una buena mochila en la que le cabrán todos sus libros… pero sin el dibujo de su personaje favorito, no pasa nada por esto. Si nos vale la del año pasado la podemos gastar sin reparos, y si sólo se ha roto el ‘carro’ compramos uno (que resultará más económico que adquirir un nuevo conjunto).

El ‘aterrizaje’ en la rutina implica una reorganización en los hábitos

6.- Todos (o casi) nos volvemos un poco más laxos en lo tocante a la alimentación durante el verano. Pero conviene ir eliminando los helados diarios, y reintroduciendo las frutas para la merienda: la idea general es recuperar los alimentos saludables (que tanta energía dan) para que nuestros hijos empiecen con fuerzas.

7.- Desayunar a las 11, comer a las 15,30, no merendar (o hacerlo mal)… y ¡cenar a las 23,15!: acabemos con esto, porque aunque puede resultar divertido, después de varias semanas resulta muy caótico y nuestro cuerpo se resiente.

8.- Estamos a tiempo para empezar a acostar más pronto a los niños: cada día 10 minutos antes… así la última semana de vacaciones ya estarán acostándose a las 22 horas para tener tiempo de dormir las horas aconsejadas. ¿Qué aún son las fiestas del pueblo?, pues entonces haced como yo y posponed esta decisión hasta el próximo lunes, pero no dejéis pasar más tiempo.

Cambios internos que no siempre se expresan

9.- ¿Sabemos cómo se sienten los niños ante el reencuentro con los compañeros y las aulas?, la mejor manera de evitar un estrés excesivo es preguntarles, y sobre todo dejar que expresen sus temores. Los peques se encuentran mucho mejor después de hablar, y sobre todo después de saber que cuentan con sus papás para prestarles apoyo.

Un ejemplo, ¿estamos ante un niño que empieza educación Primaria y se encuentra preocupado por su nivel de lectoescritura?, si le damos la oportunidad de contárnoslo, podremos dedicar unos minutos diarios a sentarnos con él para que escriba unas líneas y lea sus cuentos favoritos, en nuestra compañía

10.- Reanudar la comunicación con las familias de los compañeros de nuestros hijos. Aunque los niños no tengan ganas de ver a sus amigos del cole antes del día en que empiezan las clases, a nosotros nos vendrá bien llamar a las mamás y a los papás para que nos cuenten cómo se van a organizar, y para que nos anticipen las novedades que ellos conocen. Ya sabéis que intercambiar experiencias nos ayuda a estar más tranquilos.

Y sobre todo tengamos en cuenta algo muy importante: es importante que nosotros mostremos normalidad y tranquilidad ante el cambio, así les transmitiremos esta sensación a los niños y se podrán relajar. Además los posibles problemas que surjan una vez empezado el curso se solventan mejor con una actitud estable.

Seguimos otro día con la planificación del curso, ya sin tantas prisas… que hoy me urgía echaros una mano con la preparación antes del cole.

Imagen | Pink Sherbet Photography
En Peques y Más | Nos gastaremos 640 euros de media por niño en la ‘vuelta al cole’, ¿Preparados para la vuelta al colegio?, Una vuelta al cole muy costosa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario