¿Quiénes estamos dejando sin futuro a los niños que fracasan en la escuela?

Sigue a Peques y Más

El 15 de octubre de 2012 compareció ante una comisión del Consell Valencià, sobre fracaso escolar, la profesora Mª Angeles Llorente Cortés. Es una mujer que lleva dedicados 34 años a la docencia en centros públicos, y ahora imparte Matemáticas y Ciencias de la Naturaleza en el Instituto de Secundaria ‘Hoya de Buñol’ (Buñol / Valencia).

El video que os presento incluye su intervención, así como las preguntas y aportaciones de los distintos grupos políticos. Por lo tanto es larga, pero merece la pena escuchar como re contextualiza el fracaso escolar, su opinión sobre las evaluaciones, así como sus ideas acerca de los actores que deben intervenir para ayudar a los alumnos y la necesidad de un cambio en el curriculum educativo.

Mª Angeles empieza contundente y convincente, como ella dice no es frecuente que se invite a expertos en educación a las comisiones que tienen que ver con este tema, siendo como son los más apropiados para hablar y aportar su visión. Más adelante vuelve a incidir en el protagonismo de los docentes, cuando manifiesta la necesidad de un cambio educativo, en el que tuvieran participación directa los profesores.

Al reflexionar sobre fracaso escolar nos hace pensar a todos puesto que en verdad todos lo atribuimos (en mayor o menor medida) a los alumnos, y esto ‘es una tremenda injusticia que da lugar a que las actuaciones que se implementan no con correctas’.

¿Qué es lo que sustenta el fracaso escolar en nuestro sistema?

Por lo tanto, antes de hablar de rendimiento, primero deberíamos definir qué queremos decir. Esto se justifica en tres cuestiones fundamentales:

  • Hoy por hoy en los centros públicos de Infantil, Primaria y Secundaria, hay una gran diversidad, esta es la realidad. Podríamos asociar el fracaso con niños maltratados o pobres, con alumnos que provienen de otras culturas, pero también con aquellos que son más sensibles. Fracasan los que abandonan, y los que tienen necesidades especiales o familias que no les pueden ayudar.
Todos los que fracasan, lo hacen ¿en base a qué criterios? ¿Quiénes les estamos dejando sin futuro’

Aunque también podríamos ‘humanizar el sistema educativo. Me gusta mucho cómo rechaza también la palabra opuesta al fracaso: ‘tampoco me gusta la palabra éxito, la cuestión es cómo se forman para ser mejores personas, esa es la cuestión. No hablemos de fracaso, sino de igualdad de oportunidades’.

Yo sé que hay personas que no son partidarias de la igualdad de oportunidades, que consideran más lógico apoyar a los alumnos brillantes, motivados o con más capacidades. Y aunque no les quito del todo la razón, en muchas ocasiones estas afirmaciones se hacen desde la certeza de resultar más beneficiados socialmente.

  • Nuestro sistema de evaluación: evaluar conocimientos mediante examenes nunca debería servir para clasificar, seleccionar o segregar. Una nota no mide lo que sabe una persona, y menos a edades tempranas.
Se confunde el rendimiento con las calificaciones, la parte con el todo. Se hace un ejercicio de reduccionismo y arbitrariedad, y muchas veces se ponen trabas para que los niños tengan gusto por el conocimiento

Se diría que los alumnos participan en una carrera de obstáculos para aprobar, y esto es una terrible perversión que los divide. Se debe hacer evaluación de procesos que sirva a su formación y no a los intereses del mercado.

En la sociedad española no se han realizado diagnósticos serios y fiables acerca de los problemas reales de la educación
  • ¿Realmente preparamos para la igualdad?, es un cuestionamiento tajante en el discurso de Mari Angeles, muy concluyente cuando afirma que la educación pública carga con todas las dificultades sin gozar de los presupuestos necesarios.

‘¿Cómo una sociedad que prepara para la igualdad mantiene una educación a través de tres redes?’, refiriéndose a la educación privada, concertada y pública.

Una sociedad democrática que se precie de tal, debería ofrecer educación para toda la población, este es el ideal de la escuela ilustrada: aprendiendo unos de otros a convivir en paz y formarse. Siendo la escuela pública el eje vertebrador el sistema sería más compensador y el fracaso disminuiría.

Compromisos y soluciones

Nuestra protagonista de hoy apela al compromiso del profesorado, las familias y los alumnos para superar el fracaso escolar, pero también nos cuenta que la administración tiene una gran responsabilidad.

La participación de las familias se debe realizar a través del sistema de tutorías, pero también ofreciéndoles la información necesaria. En cuanto a los alumnos, en realidad (y aunque muchos lo olviden) son el centro de la educación, y se verían beneficiados de la disminución de ratios, planes de convivencia, metodologías activas, etc.

Son más efectivos los equipos directivos colegiados con sistema de rotación, y los equipos docentes estables mejorarían la situación en los centros. Se debe permitir la especialización pero únicamente con el objetivo de mejorar la coordinación.

La mayoría de los centros escolares deberían cambiar su organización, y por otra parte es necesaria una renovación del currículo educativo, pero no desde las estructuras políticas que modifican a su antojo los planes educativos.

Desde los movimientos de renovación pedagógica se reivindica desde hace mucho tiempo trabajar por proyectos, que no se tengan tantas áreas compartimentadas, ya que el mundo no está fragmentado. Actualmente se imparten los programas tiempo para la reflexión, fruto de currículos cargados sin relación con la vida real que no son útiles, ni prácticos.

Se hubiera avanzado mucho más si la enseñanza por competencias se hubiera desarrollado plenamente

Mª Angeles habla del libro como un anacronismo y apuesta por las TIC, las salidas, la investigación documental, etc.

Esta profesora trabaja en un centro de Secundaria que ha reducido el fracaso escolar del 40 al 10 %, por lo cual creo que es indiscutible su capacidad para hablar profesionalmente acerca de este tema. Os dejo con el vídeo, si es que queréis verlo, así cada uno de vosotros se puede formar su propia opinión.

Vía | FAPA Castelló Penyagolosa
En Peques y Más | Las propuestas para una nueva Ley de Educación, podrían contribuir a segregar tempranamente a los alumnos, ¿Por qué los alumnos españoles se sitúan por debajo de los países de la OCDE?, La prevención del fracaso escolar desde la familia y la escuela: entrevista con Jorge Osma, doctor en psicología y director de un departamento de orientación

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario