¿Debe el estado financiar a los colegios que segregan por razón de género?

Sigue a

Chicos en el colegio

Hace muy pocos días, una sentencia del Supremo ha ratificado la no renovación del convenio a dos colegios concertados que practican una educación diferenciada por razón de sexo, uno de ellos en Cantabria, el otro en Andalucía. A su vez, el mencionado Tribunal acepta la no concesión de un concierto a otro centro educativo con estas características.

Esta decisión ha motivado decenas de manifestaciones y expresión de opiniones a favor y en contra, como la propuesta de un recurso ante el Tribunal Constitucional por parte de las asociaciones de padres de los colegios afectados.

Sin entrar en discusiones sobre si este tipo de educación es discriminatoria o no, creo que cualquiera que desee una educación ‘a la carta para sus hijos’ debería pagarla del bolsillo, que bastante vapuleada está ya la enseñanza pública como para que el dinero de todos vaya a pagar pedagogías para unos pocos.

Centros educativos que incluyen el deporte como materia transversal, otros que practican metodologías activas y participativas (este sería mi modelo ideal si pudiera escoger), colegios que educan a chicas y chicos por separados, e incluso aquellos (más conocidos por todos) que basan sus programas en la inmersión lingüística (inglés y alemán son los idiomas más empleados). Modelos educativos ajustados a los intereses de cada familia, cuyo coste es asumido íntegramente por los padres de los alumnos.

Muchos padres que llevan a sus hijos a colegios privados me pueden hablar de situaciones de inequidad porque no disfrutan de algunos servicios públicos financiados con impuestos, y además deben costear los gastos originados por la educación de sus hijos. Pero es que los recursos ‘para todos’ deben estar pensados para satisfacer necesidades generales, y no particulares.

La situación que ha generado la decisión del TS ha generado decenas de manifestaciones. Por una parte el ministro de Educación afirma su intención de modificar la norma que prohíbe la discriminación por cualquier razón en el proceso de escolarización de centros sostenidos con fondos públicos. El señor Wert se apoya en una convención de la Unesco según la cual la educación diferenciada no es discriminatoria, por lo tanto tampoco debería haber diferenciación en su financiación.

Por otra parte CEAPA sostiene que no es conveniente financiar este tipo de escuelas porque atentan contra los principios y valores de nuestro sistema democrático. Consideran muy negativo privar a los menores del derecho a convivir y a socializarse con la otra mitad de la población. Está demostrado que las personas tienen diferentes capacidades, aptitudes y actitudes, pero esto no es más que es una consecuencia de la diversidad y pluralidad existentes entre todas las personas. La educación debe estar basada en el respeto a nuestros iguales, indistintamente del sexo que tengan.

Las aulas segregadas crean muros entre hombres y mujeres. Una de las causas de la violencia de género reside en la dificultad que tienen muchos hombres para identificarse y ponerse en el lugar de las mujeres, por no conocer su mundo y verse diferentes

Andalucía ya ha anunciado que para el curso 2013 / 14 no continuará financiando los centros concertados que educan por separado a chicos y chicas, Navarra ha decidido continuar pagando la educación diferenciada en su territorio, y Catalunya pretende modificar su Ley Educativa para no financiar estas escuelas, ni ninguna otra que sea elitista. Son sólo unos ejemplos.

¿Es verdad que la educación diferenciada responde a un modelo innovador? ¿que los niños que estudian así obtienen mejores resultados? En otros países se implantan estos centros como novedad, y todos ponen énfasis en los beneficios sobre los aspectos académicos, pero la educación no sólo se concreta en un mayor o menor rendimiento ¿verdad? La educación también debe capacitar para entender a los demás, buscar soluciones a los problemas, y aprender a relacionarnos entre nosotros.

La polémica está servida, está claro que cuando se puede escoger una opción pedagógica se hace en función no sólo del futuro que queremos para nuestros hijos, sino para que responda a intereses (e ideologías) de la familia. Por otra parte si hay algo que nos muestra el desigual reparto de fondos públicos es el hecho de que cuando empezaron los recortes durante el curso pasado, los colegios concertados no sufrieron tanto como los centros públicos (al menos en mi Comunidad).

Imagen | hoyasmeg
En Peques y Más | Sobre la promesa electoral de permitir a los padres elegir centro para los niños, La crisis económica hace que las familias muevan a los niños de los colegios privados a los públicos, La escuela pública es patrimonio de todos y supone poder responder a los retos actuales derivados de la crisis y la globalización

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios