Aprender inglés con los dibujos animados

Sigue a Peques y Más

Pocoyo y sus amigos.

Cada vez es más necesario el inglés como lengua franca para entenderse con todas aquellas personas que no hablan castellano. Las autoridades lo saben y por eso están fomentando los colegios bilingües en las diferentes zonas de España. No siempre es posible para los padres ayudar a los pequeños con los deberes de inglés y toda ayuda es poco, sobre todo si no podemos permitirnos un profesor particular.

Una manera gratuita de practicar y aprender inglés desde pequeños consiste en ver los dibujos animados en versión original siempre que se pueda; y no penséis que las posibilidades sólo están al alcance de quien tenga el DVD, ya que las distintas televisiones autonómicas han puesto en marcha una campaña en la que anuncian que todos sus dibujos se pueden ver en versión original con subtítulos (como siempre, en la página 888 del teletexto).

Generalmente, los dibujos animados están disponibles en inglés o en japonés, depende del dibujo que sea, pero si pensáis que vuestro hijo se puede perder y que os va a odiar si directamente le ponéis sus dibujos favoritos en un idioma que no maneja, podéis empezar por algo más sencillo. Según mi experiencia, los dibujos con los que mejor inglés se aprende es con Pocoyó, narrados por el siempre estupendo Stephen Fry y muy gráficos, ya que cada vez que dicen un verbo, los personajes se ponen a hacer esa acción.

Ver los dibujos en inglés no sólo mejorará su comprensión oral, sino que también sirve a los padres para desempolvar la lengua extranjera que aprendieron en el instituto… ¡y siempre se aprenden palabras nuevas!

Imagen | Pocoyo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario