Crecimiento

Los padres estamos siempre preocupados por la salud de nuestros hijos. Queremos que crezcan sanos y fuertes, y hoy en día el ser alto es un bien social deseable y de hecho, muchos padres acuden al pediatra preocupados porque sus hijos no son lo suficientemente altos preguntando al médico qué hacer para que crezcan más y mejor.

El Doctor Santi, en su blog, explica que la talla final de un pequeño será el resultado de dos factores igual de importantes: lo sano que sea el niño y lo altos que sean sus padres. Es decir, si los dos padres son bajos lo normal es que sus hijos no sean mucho más altos y viceversa. Eso sí, si se advierten anomalías en el tallaje, hay que hacer exámenes médicos más profundos que incluyen radiografías y análisis de sangre para ver cómo se está desarrollando el niño.

El pediatra cuenta que un método bastante aproximativo para saber cuánto medirá una persona cuando sea adulta consiste en medir a las niñas a los 20 meses y a los niños a los 24 meses. Esa cifra en centímetros debe ser multiplicada por 2 y eso será lo que medirán de mayores aproximadamente.