Una mamá inyecta bótox a su hijita de 8 años (para que sea una estrella)

Sigue a

botox1.jpg

Creo que nos hemos vuelto locos de remate. Y es que no puedo pensar otra cosa al conocer que las ansias de una madre por convertir a su hijita de ocho años en una super estrella, la han llevado a inyectar bótox en la carita de la pequeña cada tres meses y a acostumbrarla a ir depilada con asiduidad (con cera).

Kerry que así se llama esta esteticien de 34 años y residente en Birmingham, cree necesario que su niña de ocho años pase por estos tratamientos porque así el día de mañana se conservará muchísimo más joven y podrá llegar a ser una modelo de renombre, actiz o cantante.

La pequeña, que debe de haber sido sometida desde su infancia más precoz a una educación basada en la gran importancia de la belleza, del precio de la fama y a la que según parece se le ha robado lo más valioso de cualquier niña (su propio derecho a la infancia) según nos dice la noticia, comenta que “cada noche compruebo si tengo más arrugas y si veo alguna quiero más inyecciones”.

Por mi parte de esta noticia puedo sacar varias conclusiones. La primera, espero que después de que estos hechos salgan a la luz, alguien en Reino Unido sancione de una manera ejemplar a esa madre si es que esto que nos están contando es verídico. Me parece un maltrato en toda regla que debe de ser denunciado a la autoridad correspondiente.

La segunda conclusión, es que a veces para algunas personas, llegar a ser padre o madre es demasiado accesible y sencillo (y como contra nos encontramos demasiadas veces personas a las que mereciendo serlo se les va demasiado en conseguirlo).

Como última conclusión y para terminar y animaros a reflexionar, si tenía alguna duda de que el mundo está loco, la acabo de perder. No me queda la menor duda. Hay mucho trabajo que hacer para dejar un mundo mejor a nuestros hijos. Para empezar, dar mucho más valor a lo que de verdad lo tiene: el amor, el trabajo, el esfuerzo, el tesón, la sabiduría, los conocimientos. Y dejar a un lado todo lo que envuelve a llegar rápido a ser alguien, los estereotipos sociales y esos absurdos cánones de belleza que tanto daño hacen a esos niños y niñas que crecen en una sociedad materialista e irreal.

Vía e imagen| Telecinco

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario