¿Se pueden equivocar los niños?

Sigue a

kid confused

Hace algunos meses comentábamos la carta llena de encanto de sus padres a su hija en su primer día de colegio y especialmente quería detenerme en el apartado de que los niños no deberían, como le recomienda el padre a Isabel, perder nunca el ansia de aprender con voracidad, aprender de los demás y especialmente que no se preocupen por equivocarse.

Y es que, como leía en el blog de Tomar Decisiones, tener que hacer las cosas bien siempre y a la primera es algo estresante hasta para un niño. Así que no nos debemos preocupar porque los peques no aprendan al mismo ritmo que los demás, a que se confundan, a que se distraigan, a que les guste más una materia que otra. El objetivo es que al menos intenten hacerlas bien y que no se sientan mal si se equivocan. Claro que entonces los padres también tendremos nuestra responsabilidad, primero para animarles porque les ha salido mal lo que han intentado y segundo, para motivarles a que lo vuelvan a intentar.

No me gusta mucho la actitud de reproche o de reprobación que pueden/podemos hacer los padres ante los actos de los niños que no alcanzan el éxito. Y es que, si hay esfuerzo, dedicación, trabajo, ilusión e incluso pasión tenemos que ser comprensivos, animarles y esperar a que lo vuelvan a intentar con alegría.

Así que como esto va de que todos nos podemos equivocar, qué mejor reflexión para los padres que pensar que si nos hemos equivocado en nuestra respuesta al peque lo que tendremos que hacer es aprender y rectificar. A los niños les encanta jugar, aprender, esforzarse, divertirse y aprenden a toda velocidad. No coartemos su capacidad estrechándoles caminos o cerrándoles puertas y creemos espacios para que desarrollen su creatividad y motivación.

Como dice Miguel Ariño “tener que tener éxito siempre es algo estresante” así que ánimo con los peques en casa. Aprendamos de sus equivocaciones, animémosles, démosles cariño y hagamos todo lo que podamos para que lo vuelva a intentar. Y sí, claro que se pueden equivocar los niños, y así también aprenden. Aunque nosotros tenemos que formar parte de ese aprendizaje.

Vía | Toma de decisiones de Miguel Ángel Ariño
En Peques y Más | Una carta llena de encanto de sus padres a su hija en su primer día de colegio
Imagen | gizzaa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario