Sigue a Peques y Más

megafono

Me gusta mucho cuando los niños se lanzan a explicar las cosas con naturalidad. Su inocencia y desparpajo, que ya se irá puliendo con el tiempo, les permite lanzarse a contar historias de cualquier tipo. Me parece que conforme crecen esta forma de explicarse se empieza a cohibir fundamentalmente porque empieza a entrar en conflicto con los deseos de socializarse y de tener que decir cosas que queden bien a los demás. Y es que los peques quieren pertenecer al grupo a toda costa.

Sin embargo en casa o en el colegio les podemos indicar que pueden mantener las ganas de comunicar, de explicarse y de contar historias. La naturalidad es fundamental que no la pierdan, con el tiempo la irán puliendo y podrán explicar cosas mucho más sofisticadas sin apenas esfuerzo.

Hay otros elementos que también pueden trabajar más porque desde pequeñitos lo tienen, aunque como comentamos parecen perderlo al crecer. Así es muy importante que mantengan su empatía con la audiencia y que aprendan de las reacciones que tiene ésta. Además pueden modular las reacciones jugando con el humor incluyendo anécdotas o aventuras que promueven la sonrisa.

Estos días de verano donde los peques nunca se cansan de nadar, de jugar en la piscina o en el mar y tienen momentos de más tranquilidad podemos aprovechar para promoverles a la acción de explicar, contar aventuras o anécdotas y que vayan viendo como reaccionan los demás además de ellos mismos.

Así es importante que aprendan a utilizar el cuerpo para comunicary la voz, los brazos, la cara porque les facilita que el mensaje llegue. Conforme crecen pueden dominar la escena y pasear, porque al principio parecerá que los han clavado al suelo, y también se apoyarán en elementos como su ropa o unos guantes, un sombrero o un instrumento musical.

Y los niños tienen mucho terreno ganado porque siempre nos llaman la atención con lo que si además nos explican cosas, se motivan, nos sonríen y nos entretienen conseguirán que les aplaudamos, que nos riamos con ellos y que se sientan felices.

Quizá en el futuro puedan sentir pasión por lo que hacen aunque creo que hablar en público es una técnica que tienen que aprender, y más cuando ya hemos comentado que la gestión de uno mismo va a ser clave en el futuro. Y sobre todo los padres no la tenemos que coartar, dejemos que fluyan, que se equivoquen, que aprendan a desenvolverse y que construyan una técnica que irán puliendo con el tiempo.

Quizá cuando crezcan se comporten como un niño absolutamente entusiasmado con lo que hacen, así que es el momento de que empiecen a hacerlo.

En Peques y Más | Los niños deberían aprender a hablar en público desde pequeños, ¿Eres el portavoz de tu hijo cuando le preguntan a él?, Rosa Poo de Iniciador Kids: “fomentar una actitud emprendedora facilita que el niño trate de actuar siempre con su capacidad creativa”
Imagen | The Children’s Alliance

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios