El informe sobre la situación del menor en la Comunidad Valenciana nos ofrece datos preocupantes

Sigue a

nino-asustado.jpg

La VIU (Valencian International University) y el Centro Reina Sofia para el estudio de la violencia han publicado el Informe sobre la situación del Menor en la Comunidad Valenciana: víctima e infractor. En 308 páginas nos ofrecen una minuciosa y detallada Investigación sobre Menores Víctimas, otra sobre Infractores y unas Conclusiones. Es un trabajo muy completo y bien estructurado.

Los datos globales de las conclusiones me han inspirado una reflexión sobre la violencia en nuestra sociedad, al fin y al cabo los comportamientos de los niños no son más que un reflejo de la misma. También me han dejado un poco preocupada tanto por la prevalencia de menores víctimas, como porque refleja una mayor cantidad de niños infractores. Pero al fin y al cabo, las cifras plasman la percepción del aumento de la violencia que todos tenemos.

Algunos datos


El estudio está realizado en 2008 y arroja una prevalencia del 14,41 por cada 10.000 menores en el apartado de Víctimas, y del 27,08 por cada 10.000 en el de Infractores, por lo tanto la prevalencia de menores infractores supera a la de las víctimas. De las tres provincias de la Comunidad Valenciana, los datos referidos a Alicante delatan una mayor prevalencia en este territorio.

Hay más víctimas entre las chicas y más infractores entre los chicos. Me ha llamado la atención que 1506 jóvenes de entre 14 – 17 años cometieron delitos en el período de estudio, creo que es una cifra bastante preocupante.

Dentro del apartado Violencia en la Familia de las conclusiones, encontramos que se ejerce de la siguiente forma: por negligencia, maltrato físico o abusos sexuales. Más menores víctimas que infractores en la familia pero una mayor incidencia de chicos violentos en la escuela. Víctimas y agresores coinciden en afirmar que la violencia física y la psicológica son las que ocurren con mayor frecuencia en el contexto escolar. Muy lejos quedan los otros tipos de violencia

En la sociedad la prevalencia de menores que cometen delitos en la sociedad es mayor que la de menores víctimas, excepto en el caso de la violencia sexual.

Como conclusión final, el contexto en el que los menores sufren más violencia es el escolar, seguido del familiar y, por último, la sociedad. Asimismo, el ámbito en el que los menores cometen más violencia es el escolar, seguido, en esta ocasión, de la sociedad y, por último, la familia.

El texto realiza también un análisis muy exhaustivo sobre el maltrato infantil, los factores de riesgo que lo favorecen, las causas y las consecuencias. El maltrato a los menores puede ser físico y psicológico, y también incluye los abusos sexuales y la negligencia. Asímismo habla en detalle de los menores infractores en cuanto factores de riesgo y tipología de delitos.

Reflexiones


Creo que si para algo pueden servir estos informes es para que todos reflexionemos sobre hacia dónde va nuestra sociedad en la que los niños están expuestos a altas dosis de violencia desde pequeños: a través de los medios de comunicación, del acoso escolar, de discusiones familiares, etc. La sociedad pensada por y para los adultos apenas deja espacios para un crecimiento saludable de nuestros hijos.

En la práctica creo poder afirmar que todos observamos dosis de violencia en nuestro entorno, más o menos explícitas, y no sé si actuamos contra ella. ¿Acaso no es violento que niños de 7 / 8 años se amenacen sutilmente durante el recreo?, lo es porque si nadie reflexiona junto a ellos sobre este hecho, si nadie les hace ver que las amenazas no son bienvenidas, puede que no sean capaces de modificar este comportamiento, que lo perciban como adecuado y que el problema se agrave

Y ¿estamos preparados los mayores para afrontar una sociedad sin violencia?, lo digo porque los niños hacen lo que ven: si nosotros les hacemos chantajes ellos los reproducirán con sus iguales, si un progenitor impulsivamente zarandea a su hijo es probable que el niño repita el acto en otros contextos. Pero si reflexionamos sobre nuestros actos y sabemos rectificar, si somos honestos y les explicamos qué es el respeto en sociedad y cómo ejercerlo, les ayudaremos y nos ayudaremos a nosotros mismos.

Ante este tipo de informaciones me gustaría que todos pensáramos sobre nuestro papel en la crianza y educación de nuestros hijos, pero también sobre nosotros como agentes activos en una sociedad que puede que no nos guste, pero es la que tenemos. Cada uno de nosotros pondrá su granito de arena si participa en la comisión de convivencia del colegio, si establece una comunicación abierta con su entorno sobre el verdadero significado de la ciudadanía, pero también si dejamos de preocuparnos sólo por nuestro pequeño núcleo familiar (que es lo más importante y por lo que lucharemos) y empezamos a ver también a nuestro alrededor.

Y por último me gustaría realizar una anotación que, desde mi punto de vista, es importante: leemos en el informe que hay más niños infractores que víctimas pero también debemos pensar que aunque las víctimas sean menos necesitan más protección. Y que los menores infractores muestran un comportamiento que puede que sea producto de unas circunstancias determinadas. Creo que a ninguno nos gustaría que nuestros hijos fueran víctimas de violencia, pero seguro que si lo pensamos bien tampoco querríamos que se convirtieran en acosadores.

Imagen | Pink Sherbet Photography
Más información | VIU, Centro Reina Sofia
En Peques y Mas | La semilla de la violencia, ¿Toleramos la violencia infantil en la escuela?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario