¿De verdad es necesario que los niños utilicen el DNI para identificarse en las redes sociales?

Sigue a Peques y Más

dnie

Lleva un par de semanas circulando la noticia que explica que el director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), José Luis Rodríguez Álvarez, ha propuesto al Gobierno que se incorpore un certificado de autentificación al DNI electrónico de los menores, de forma que se pueda verificar su edad y garantizar su identidad en las redes sociales. Según Rodríguez Álvarez, el principal objetivo es cumplir con la legislación española, que no permite el tratamiento de datos de menores de 14 años sin contar con el consentimiento paterno.

El objetivo es que con el DNI electrónico para menores se podría acreditar que la persona es la que dice ser y que los menores de 14 años son tales. Parece que el director de la AEPD está muy preocupado porque los menores se registran en Facebook o Tuenti sin el consentimiento necesario y que esta idea puede ser una posible vía de solución. Además ha asegurado que la propuesta ha sido acogida favorablemente.

Uno de los artículos más atinados que sirve como respuesta a esta propuesta es el de Xavier Ribas, especialista en aspectos jurídicos de las tecnologías de la información, que explica, entre otras muchas argumentaciones que la tutela no es algo que se demuestra en el momento del registro y ya está. Y es que la participación de los padres en la incorporación de los hijos a las redes sociales trasciende el proceso de consentimiento inicial y debe ser un camino en el que todos aprendan y todos sean conscientes de las enormes posibilidades que ofrece Internet así como de los riesgos que existen.

Además de sus argumentaciones como padre, que son muy razonables y que insisten en la idea de que la prohibición no es la única opción sino que es imprescindible conocer lo que hacen los peques en las Redes Sociales, Xavier hace un análisis como observador experto. Sus análisis explican por qué cree que el DNIe es un proyecto que en la actualidad tiene poco recorrido y que ni involucrando a los más pequeños en su utilización se puede conseguir mejorar su pobre implantación en España además de que la baja experiencia de usuario no contribuye a facilitar ni a mayores ni a pequeños que se extienda el uso. En casa, por ejemplo, hay un DNI electrónico que no podemos utilizar porque no tenemos lector y porque no se ha extendido el uso generalizado ni en la empresa privada ni en la administración pública en los que se han construido sistemas de identificación basados en usuario y contraseña como sistema suficiente y seguro.

No me ha parecido adecuada la propuesta de la Administración porque posiciona en primer lugar la seguridad de los más pequeños. Creo que las familias, los padres y los tutores, son ya mayores para saber los sitios a los que pueden acceder los peques y cómo conocer los riesgos a los que se enfrentan. Hemos recuperado de forma periódica esta entrevista en la que Meritxell nos explicaba que “para educar a nuestros hijos en el uso apropiado de las TIC y en especial de las redes sociales debemos involucrarnos en ellas”.

Y junto con Xavier comparto que las redes sociales se han convertido en uno de los grandes motores de la economía en España y en el mundo civilizado. Así que creo que esta iniciativa claramente podría facilitar una reducción del número de redes sociales, una sensación de vigilancia permanente y una carrera de obstáculos con fuerte incremento de la burocracia para los padres y para sus hijos.

Más información | Xavier Ribas
Imagen | Marilink

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario